Espacio Publicitario

buscar
Sábado, 19 de Abril de 2014
01/01/2013 08:44:23 a.m.

¿Quiere convertirse en una estrella fugaz?

¿Te imaginas decir adiós a tus seres queridos con un Sepelio en el espacio? (157042)

dpa

Espelkamp (Alemania), 1 enero 2013.- ¿Quiere convertirse en una estrella fugaz? ¿Que su último viaje sea al espacio sideral? Desde hace 15 años, el alemán Manfred Lessing organiza sepelios en el espacio por encargo de la empresa estadounidense Celestis. La firma se ufana de ser la única en el mundo que ofrece este servicio. En 1997 envió al cielo 24 urnas diminutas, entre ellas la del creador de "Star Trek" Gene Roddenberry, el gurú de las drogas psicodélicas Timothy Leary y el pionero de la navegación espacial Krafft Ehricke. Lessing se entusiasmó con la idea: "Quería ofrecer esto también en Alemania". El hombre, de 70 años, es intermediario entre Celestis y las empresas fúnebres germanas. Después de la cremación, un "fragmento simbólico" de las cenizas es colocado en una pequeña urna. El resto es sepultado o arrojado al mar. Las urnas son llevadas por un cohete encargado de transportar un satélite al espacio y puestas en una órbita cercana a la Tierra. Después de un periodo determinado vuelven a la atmósfera y se desintegran. "Se las ve cruzando el cielo como una estrella fugaz", explica Lessing. La metamorfosis de urna a estrella fugaz cuesta 8.000 euros (10.500 dólares) si uno se decide por una urna que contenga un gramo de cenizas. El monto va subiendo si se quiere emprender un último viaje más largo: unos 25.000 euros para llegar a la Luna. Solo una persona se decidió por tan largo trayecto, el astrónomo estadounidense Eugene Shoemaker, uno de los descubridores del satélite Shoemaker-Levy 9. Según Chris Chol, directora del servicio al cliente de Celestis, la empresa ha enviado al espacio la ceniza de más de 900 personas de todo el mundo, incluidos músicos, estudiantes y amas de casa. En Alemania son ocho los que emprendieron ya el viaje póstumo a las estrellas. Entre ellos un joven del este alemán. "Mi hijo murió hace unos años en un accidente", relata la madre. "Pocos meses antes, en una noche de estrellas fugaces expresó el deseo de ser enviado al espacio". Sin embargo, en Alemania este tipo de sepelios no está expresamente autorizado. Las leyes no permiten que se dividan las cenizas. En el estado de Renania del Norte-Westfalia, donde está emplazado Lessing, se corre el riesgo de pagar una multa de hasta 3.000 euros, señala el Ministerio de Sanidad regional. Lessing propone como alternativa enviar el cadáver al extranjero, cremarlo y transportar todas las cenizas a Estados Unidos. También la Conferencia Episcopal Alemana se opone a los sepelios siderales y aboga por un "lugar concreto de duelo, que lleve la señal de la esperanza de la resurrección cristiana". Manfred Lessing, por su parte, quiere ser un día su propio cliente. El ex marinero ha visto los mares y el mundo. El universo será su "última gran aventura".

Espacio Publicitario


Espacio Publicitario

 Más buscados

 Edición Impresa - ePaper

Edición MetropolitanaEdición La Costa

 Columnistas del Día

 Lectura Tangente

Encuesta

¿Cree usted que la Ley de Amnistía solucionará la crisis política del país?

  • Si
  • No
  • Tal vez

 Más Secciones

Más leídas

  • Hoy
  • Ayer
  • Semana
  • Mes
  • Año

Espacio Publicitario


Todos los Derechos Reservados. © Copyrigth 2001 Editorial Notitarde, C.A.