Espacio Publicitario

buscar
Jueves, 18 de Septiembre de 2014
10:27 p.m. 16-11-12

El último gobierno (147252)

Charito Rojas, Pablo Aure, Fernando Facchin y Peter Albers han escrito sobre el significado de la próxima elección regional. Han conjugado los intereses de Carabobo con razones y consecuencias de orden nacional.Los cuatro rechazan el suicidio de la abstención. Argumentan su apoyo a Henrique Fernando Salas, pese a desencuentros “estatutarios” y a una compartida independencia de criterio que no ha obviado la confrontación abierta.A favor del pollo Les une el interés de evitarle a Carabobo una segunda experiencia de gobierno incompetente y destructivo como la congestión Acosta, quien ejerció el cargo no para resolver los problemas sino para estar muy cerca de Miraflores y muy lejos de los carabobeños.Abogan por la necesidad de poner un dique a la implantación, nuevamente acelerada, de un proyecto de socialismo a la cubana. Dan a su respaldo el valor concreto de frenar una ofensiva que pretende tomar el control de la educación, silenciar a los medios de comunicación y sustituir el estado de derecho por uno comunal. La amenaza no es ficticia. Para llevarla a cabo han impuesto a dedo un candidato formado en acatar sin deliberar. Definido no por sus condiciones personales sino por la misión que le asignaron en Caracas. Frente a ese peligro delegado hay que defender la causa común por la que partidos, movimientos sociales e independientes estamos luchando ahora y reservar para otro momento las diferencias que puedan debilitar los objetivos compartidos.Entre qué escogemos No hay pretexto ni factura para escurrirnos. O se opta por la descentralización o se le entrega espacios al centralismo, a la vulneración sistemática de la libertad y a una nueva embestida contra la propiedad privada.Es cierto que en Carabobo es hora de cumplir con la rotación de las élites, principio universal de la democracia. Pero diversas circunstancias hicieron coincidir una sólida voluntad unitaria en torno al gobernador actual y han conducido a que sea, en este momento, el candidato de la unidad y la descentralización. Respecto a su actual desempeño existen críticas como reconocimientos. Pero a la hora de examinar las insatisfacciones una cosa son los señalamientos sobre deficiencias de gestión o sectarismos y otra las conductas que ayudan a la opción contraria, cuyo contenido y objetivos es hostil a un proyecto de convivencia democrática. Los primeros valen. Las segundas son inadmisibles.No estamos escogiendo el mal menor. Aunque la gente no vote por gratitud sino por expectativas, existe un saldo de gestión positiva que ha beneficiado a importantes sectores populares. El pollo forma parte de un gran movimiento político y un liderazgo plural que logró colocarse en octubre a seis puntos de la línea de la mayoría. Su candidatura es una política no una cuestión personal. Por eso adquiere prioridad considerar el contexto estratégico en el que se produce esta elección junto a las calificaciones del candidato, que en el caso de Henrique Fernando son en experiencia, formación profesional, sensibilidad social y sentido de futuro muy superiores al viajero designado para seguir el destino de Mario Silva. Luchar y votarLa actitud no puede ser de resignación sino de rebeldía frente al intento de despojar a gobernaciones y alcaldías de toda capacidad de contratación de obras; de reconvertir la pequeña y mediana empresa privada en propiedad comunal y montar una estructura de control dependiente de un jefe único. Tengo la convicción que en los próximos años vamos a presenciar una competencia por el relevo a la gobernación de Carabobo y que ella transcurrirá como un proceso de promoción unitaria, competitivo y solidario, de un liderazgo moderno para Carabobo. La reelección de Henrique Fernando Salas es el primer paso hacia esa transición segura. Por eso este no será el último gobierno democrático. Abrirle paso al futuro depende de ti y de una maquinaria capaz de competir con el Estado el próximo 16.@garciasim


La Pistolada de Hoy

La Pistolada de Hoy (2235629)

El Querrequerre

(2234329)

Encuesta

¿Cree usted que el gobierno nacional pueda evitar la epidemia de los virus actuales?

  • A. No. Venezuela tiene tantos problemas que la salud no podrá ser atendida a tiempo.
  • B. La única opción, es que se cumplan los planes de prevención.
  • C. Si. Nuestro país está preparado para evitar el contagio y proliferación de virus.

Todos los Derechos Reservados. © Copyrigth 2001 Editorial Notitarde, C.A.