Espacio Publicitario

buscar
Domingo, 31 de Agosto de 2014
17/05/2013 10:37:55 p.m.

Guía

soy contador público. ¿Necesito patente? (189654)

Sergio Sequera

Hoy día, la aplicación principal de la palabra “patente” se refiere a la propiedad intelectual, otorgada por el Estado a un inventor, lo cual le permite proteger que otras personas hagan uso de la tecnología patentada. Originalmente el término derivó del latín “patens – entis”, cuyo significado es “estar abierto, o descubierto” (a inspección pública); eran decretos reales que garantizaban derechos exclusivos a determinados individuos en los negocios. En Venezuela, los municipios aplicaban el término patente a una licencia (autorización) otorgada a personas naturales o jurídicas, para instalar y ejercer en un local determinado alguna actividad comercial, industrial o de servicios de tipo lucrativo bajo las condiciones establecidas en la ordenanza. En la actualidad a la patente municipal se le conoce como “Licencia de Actividades Económicas”, y antes como ahora, esta autorización genera un impuesto que se paga en función de los ingresos brutos percibidos.Debemos aclarar que hay actividades económicas que son de naturaleza civil e independientemente de la forma como se ejerzan, jamás tienen carácter comercial, entre ellas: la agricultura, la artesanía, la dependencia laboral ante un patrono (los empleados no realizan el comercio por sí mismos), las que requieren un título universitario, conocidas también como profesiones no mercantiles o liberales. Nuestra legislación cuenta con distintas normas que regulan las condiciones y requisitos para el ejercicio de las profesiones liberales (abogados, contadores, ingenieros, médicos, otros); estas leyes declaran su carácter no mercantil, por esta razón no pueden cobrarse por su ejercicio patentes o impuestos municipales de naturaleza comercial; la condición fundamental para ejercer libremente su profesión es estar inscrito en su colegio respectivo.Otro indicador del carácter no mercantil de las profesiones liberales es que quienes las ejercen obtienen honorarios y no lucro. En efecto, el artículo 30 del Reglamento de la Ley de Impuesto sobre la Renta señala: “se entiende por honorario profesional no mercantil el pago o contraprestación que reciben las personas naturales o jurídicas en virtud de actividades civiles de carácter científico, técnico, artístico o docentes, realizadas por ellas en nombre propio, o por profesionales bajo su dependencia, tales como son los servicios prestados por médicos, abogados, arquitectos, licenciados en ciencias fiscales, odontólogos, psicólogos…”.En algunos casos erróneamente los profesionales liberales se constituyen en la figura mercantil de compañía anónima (2 ó más profesionales) o de firma personal (un profesional), siendo lo correcto solo la inscripción en el colegio respectivo para ejercer libremente su profesión de manera individual; en el caso de varios profesionales pueden constituirse como una asociación civil o una sociedad civil; en conclusión con fundamento a la ley, el contador público u otro profesional liberal no requiere la patente o licencia municipal, ni el pago del impuesto por su actividad económica, ya que sus ingresos no tienen carácter mercantil.“Enseñar no es una función vital, porque no tiene el fin en sí misma; la función es aprender”. Aristóteles, filósofo griego.?

Espacio Publicitario


Espacio Publicitario

 Más buscados

 Edición Impresa - ePaper

Edición MetropolitanaEdición La Costa

 Columnistas del Día

 Lectura Tangente

 Miércoles Criminal

Encuesta

¿Considera usted que los hospitales deberían reforzar su seguridad interna?

  • Sí, para evitar que se cometan delitos
  • No, ya existe seguridad en los hospitales
  • Aunque refuercen la seguridad, la situación se mantendrá igual

 Más Secciones

Más leídas

  • Hoy
  • Ayer
  • Semana
  • Mes
  • Año

Espacio Publicitario


Todos los Derechos Reservados. © Copyrigth 2001 Editorial Notitarde, C.A.