Espacio Publicitario

buscar
Martes, 2 de Septiembre de 2014
13/03/2013 09:44:19 p.m.

Tras el humo blanco y el repique de campanas, el mundo se enteró que los cardenales en el cónclave habían elegido un Latinoamericano

Argentino Jorge Bergoglio es el nuevo Papa y elige llamarse Francisco (171138)

EFE/AP

Ciudad del Vaticano, marzo 13 (EFE/AP).- El cardenal jesuita argentino Jorge Mario Bergoglio, de 76 años, fue elegido ayer el 266 papa de la Iglesia Católica, el primer pontífice latinoamericano, al que los purpurados -según dijo en su primera presentación ante los fieles- "parece que han ido a buscarlo casi al fin del mundo". Bergoglio, hasta ahora arzobispo de Buenos Aires, ha adoptado como nombre Francisco, la primera vez que un pontífice lo toma. Jorge Mario Bergoglio, de 76 años y tres meses, es el octavo Papa más anciano en el momento de su elección al trono de San Pedro, aunque es más joven que su predecesor Benedicto XVI, que en 2005 tenía 78. La idea es marcar un nuevo comienzo para la Iglesia Católica, según algunos analistas. Francisco, quien en principio no llevará incorporado el número romano I (primero), remite directamente al santo italiano fundador de los franciscanos en el siglo XIII. La orden se marcó la pobreza, la oración y la predicación como metas. San Francisco es el patrón de Italia, que lo relaciona con el país que fue cuna de todos los papas en los últimos siglos hasta 1978. Por otro lado, el papa Francisco, Jorge Bergoglio, es un jesuita. San Francisco Javier fue un santo español, miembro del grupo precursor de la Compañía de Jesús, quien también llevó la palabra de Dios a países como Japón. El nuevo papa fue elegido en la quinta votación del cónclave para decidir el sucesor de Benedicto XVI, que comenzó ayer en la capilla Sixtina del Vaticano y al que asistieron 115 cardenales procedentes de 50 naciones. El portavoz vaticano, Federico Lombardi, informó de que la misa de inicio de pontificado será el 19 de marzo, festividad de San José, patrón de la Iglesia y que rezará ya este domingo el ángelus. Bergoglio fue nombrado Cardenal por el Papa Juan Pablo II durante el Consistorio del 21 de febrero de 2001. Es el primer Papa latino, el primero Jesuita y el también primero en llamarse Francisco.Cuando todo daba a entender que esta segunda jornada acabaría con fumata negra, como ayer, a las 19.06 horas local (18.06 gmt) de ayer comenzó a salir humo blanco de la chimenea instalada en el techo de la Capilla Sixtina. La primera fumata negra se produjo a las 19.41 horas local (18.41 GMT) del martes. La segunda, primera de ayer miércoles, a las 11.38 horas local (10.39 GMT) y la blanca, anuncio de que los más de 1.200 millones de católicos del mundo tiene nuevo pastor.Prácticamente a la vez, el repique de campanas de la basílica de San Pedro confirmaba que el Trono de Pedro tenía nuevo inquilino. En medio del nerviosismo, emoción, alegría, interés por conocer el elegido y el nombre por parte de las decenas de miles de personas que abarrotaron la plaza de San Pedro, el cardenal protodiácono, el francés Jean Louis Tauran, se asomó a la logia de las bendiciones de la basílica de San Pedro del Vaticano y anunció al pueblo la elección con las palabras del ritual. "Annuntio vobis gaudium magnun: Habemus Papam" (Os anuncio una gran alegría, tenemos Papa). Agregando, mientras la muchedumbre contenía la respiración: "El eminentísimo y reverendísimo señor,señor Jorge Mario, cardenal de la Santa Romana Iglesia Bergoglio, que ha adoptado como nombre Francisco. Una cerrada ovación y gritos de "viva el papa" acogieron el anuncio. Poco después, precedido de la Cruz, se asomó al balcón central para saludar a los fieles e impartir la bendición Urbi et Orbi. Sus primeras palabras, en italiano, fueron: "Hermanos y hermanas, buenas tardes. Sabéis que el deber de un cónclave es dar un obispo a Roma y parece que mis hermanos cardenales han ido a buscarlo casi al fin del mundo, pero estamos aquí", en medio de los aplausos de los presentes y ondear de banderas argentinas. "Comenzamos este camino de la Iglesia de Roma, obispo y pueblo, juntos, en hermandad, amor y confianza recíproca. Recemos unos por otros, por todo el mundo, para que haya una gran hermandad. Este camino debe dar frutos para la nueva evangelización", agregó. Francisco se presentó vestido con la sotana blanca y con la estola, pero sin esclavina roja. Según los observadores, esa vestimenta puede ser la muestra de que quiere ser un papa sencillo. El hecho de que se inclinara ante los fieles también fue visto en esa dirección. Después, pidió a los fieles que pidan a Dios que le bendiga y tuvo palabras de recuerdo para Benedicto XVI, a quien el papa Francisco visitará hoy jueves en su retiro de Castel Gandolfo, en el sur de Roma, dijo el miércoles un cardenal estadounidenseTimothy Dolan. "Recemos por nuestro obispo emérito Benedicto XVI. Recemos todos juntos por él, para que el Señor lo bendiga y la Virgen lo custodie", agregó, tras lo que recitó el padrenuestro, el Ave María y el Gloria. Impartió su primera bendición Urbi et Orbi, a la ciudad de Roma y a todo el mundo y antes de marcharse pidió de nuevo que recen por él". El nuevo Papa tiene previsto acudir hoy a la basílica de Santa María la Mayor, de Roma, muy unida a España, para rezar a la Virgen. Lombardi destacó del nuevo papa su "sencillez y testimonio evangélico y su estilo espiritual" y la sencillez con la que se presentó a los fieles. Sorpresa y alegría en el mundo por elección del Papa de las AméricasLa comunidad internacional, en especial la latinoamericana, acogió ayer con sorpresa y alegría la elección del cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio, como Papa. Desde su país natal, la presidente argentina, Cristina Fernández, felicitó a Bergoglio y le deseó una "fructífera tarea pastoral, desempeñando tan grandes responsabilidades en pos de la justicia, la igualdad, la fraternidad y la paz de la humanidad". "En mi nombre, en el del Gobierno argentino y en representación del pueblo de nuestro país, quiero saludarle y expresarle mis felicitaciones", señaló Fernández en una carta. El presidente de EE.UU., Barack Obama, felicitó al cardenal Bergoglio como el primer pontífice latinoamericano, a quien definió como un "paladín de los pobres y de los más vulnerables". Como el primer papa de las Américas, "su selección también refleja la fortaleza y vitalidad de una región que cada vez más moldea nuestro mundo", subrayó Obama. Primer jesuita electo PapaLos latinoamericanos recibieron con alegría la elección del cardenal arzobispo de Buenos Aires y primado de Argentina, quien se convierte en el primer Papa de la región y el primer jesuita en ocupar la silla de Pedro. La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, felicitó al nuevo Papa y al pueblo argentino y dijo que los fieles del país lo esperan en Río de Janeiro en julio próximo para la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ). Por su parte, el mandatario de México, Enrique Peña Nieto, mostró su "beneplácito" por la elección del primer pontífice latinoamericano, con quien confió establecer una "relación cordial y cercana". El presidente encargado de Venezuela, Nicolás Maduro, atribuyó a la influencia del fallecido Hugo Chávez, la elección del Papa. "Nosotros sabemos que nuestro comandante ascendió a esas alturas y está frente a frente a Cristo, alguna cosa influyó para que se convoque a un Papa sudamericano, alguna mano nueva llegó y Cristo le dijo: "bueno, llegó la hora de América del Sur", así nos parece", dijo Maduro. El jefe de Estado paraguayo, Federico Franco, pidió que "la bendición del Papa colme al Paraguay", mientras que su colega de Guatemala, Otto Pérez Molina, confió en que Francisco I luche por la paz en el mundo, y el de Panamá, Ricardo Martinelli, mostró si alegría con que el pontífice sea latinoamericano. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, estimó que la elección de un latinoamericano como Papa es una muestra de que se viven momentos "históricos sin precedentes". "Nuestra América celebra la elección de un papa latinoamericano por primera vez en la historia de la Iglesia (católica)", lo que "nos hace ver la importancia que cobra nuestro continente en el mundo entero", declaró la primera dama nicaragüense, Rosario Murillo. Desde Nueva York, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, felicitó al papa Francisco I y confió en que bajo su mandato se mantendrá la cooperación entre la ONU y la Santa Sede. En Europa, los reyes de España felicitaron al nuevo papa y el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, manifestó la disposición de su Ejecutivo para mantener y reforzar "las especiales relaciones entre la Santa Sede y España, sobre la base de los profundos valores que compartimos, la vida, la dignidad humana, la libertad, la paz y la justicia". El primer ministro italiano en funciones, Mario Monti, transmitió "el afecto y la felicidad" que sus compatriotas sienten por la elección de Bergoglio como sumo pontífice. La canciller alemana, Angela Merkel, felciitó "a todos los cristiano de América Latina". El jefe del Gobierno británico, David Cameron, señaló la elección del nuevo pontífice como un momento "trascendental" para los católicos de todo el mundo. El presidente de Portugal, Aníbal Cavaco Silva, exaltó la "esperanza" que "incontables" portugueses tienen puesta en la palabra y magisterio del pontífice. La Comisión, el Consejo y el Parlamento europeos enviaron mensajes de felicitación a Francisco I, a quien pidieron "defender y promover los valores fundamentales de la paz, la solidaridad y la dignidad humana". Retos que deberá afrontar dentro de la Iglesia el papa Francisco IEl Vaticano, marzo 13 (EFE).- El papa Francisco I tiene que afrontar importantes retos dentro de la Iglesia, como son una mayor colegialidad, la reforma de la curia, para hacerla más eficaz y transparente, y potenciar la nueva evangelización en un mundo cada vez secularizado. El pontífice debe proseguir con el desarrollo del Concilio Vaticano II, que no está agotado, y potenciar el ecumenismo en aras de la unidad de los cristianos. Debe afrontar, asimismo, los casos de clérigos pederastas, siguiendo las líneas de tolerancia cero adoptada por Benedicto XVI, la escasez de vocaciones, el celibato sacerdotal, una mayor presencia de la mujer en las instituciones de la Iglesia y la mejora de las relaciones con el Islam y, sobre todo, con los judíos.El papa Francisco debe canalizar las propuestas de los prelados, entre ellas una catequesis adecuada y el uso de nuevos lenguajes para mostrar a Cristo. La Iglesia que se encuentra tiene pendiente el asunto de la colegialidad, es decir la relación entre la Curia y los episcopados nacionales, uno de los puntos que quedaron sin resolver en el papado anterior. El papa Francisco I debe proseguir, por expreso deseo de Benedicto XVI, las negociaciones con los lefebvrianos, que desataron un cisma en 1988, al ordenar a cuatro obispos sin el permiso del pontífice y que no reconocen el Concilio Vaticano II. También tiene que seguir el camino de Benedicto XVI en defensa de la naturaleza. Otro punto a considerar por el nuevo Papa es la escasez de vocaciones y la consiguiente disminución de sacerdotes. Cada día hay más parroquias sin sacerdotes y éstos tienen que cubrir varios pueblos. Ante este problema, vuelve a surgir el asunto del celibato. Benedicto XVI defendió el celibato sacerdotal y mantuvo cerradas las puertas del sacerdocio a los homosexuales, aunque concedió más dispensas que su predecesor a clérigos para que se casasen.

Espacio Publicitario


Espacio Publicitario

 Más buscados

 Edición Impresa - ePaper

Edición MetropolitanaEdición La Costa

 Columnistas del Día

 Lectura Tangente

 Miércoles Criminal

Encuesta

¿Considera usted que los hospitales deberían reforzar su seguridad interna?

  • Sí, para evitar que se cometan delitos
  • No, ya existe seguridad en los hospitales
  • Aunque refuercen la seguridad, la situación se mantendrá igual

 Más Secciones

Más leídas

  • Hoy
  • Ayer
  • Semana
  • Mes
  • Año

Espacio Publicitario


Todos los Derechos Reservados. © Copyrigth 2001 Editorial Notitarde, C.A.