Sección

Italia capta 4.224 millones de euros en bonos a 3 y 15 años (152760)

Respecto a los bonos a tres años, se adjudicaron 3.495 millones de euros de los 3.500 millones ofrecidos, con un interés del 2,50 % frente al 2,64 % de la pasada subasta de noviembre, lo que supone el menor rendimiento desde octubre de 2010.

Italia capta 4.224 millones de euros en bonos a 3 y 15 años  (152760)

Lectura continuaLectura en colmunas

EFE

Roma, 13 de diciembre de 2012.- El Tesoro italiano colocó hoy 4.224 millones de euros en bonos con vencimiento en 2015 y 2026, con una bajada de la rentabilidad ofrecida en el caso de la deuda a tres años. Respecto a los bonos a tres años, se adjudicaron 3.495 millones de euros de los 3.500 millones ofrecidos, con un interés del 2,50 % frente al 2,64 % de la pasada subasta de noviembre, lo que supone el menor rendimiento desde octubre de 2010. En la deuda con vencimiento en 2026, se captaron 729 millones y el rendimiento fue del 4,75 %, sin que se pueda comparar con subastas anteriores ya que la emisión se había subdividido en doce tandas. La demanda en la emisión de los bonos a tres años fue del 4.748 millones de euros, lo que supone un ratio de cobertura del 1,36 veces, un descenso respecto al 1,5 de noviembre. Mientras que en el caso de los bonos con vencimiento en marzo de 2026 y de los que se había ofrecido un máximo de 750 millones de euros, el ratio de cobertura fue de 1,977 veces. La prima de riesgo tras la subasta se situó en 330 puntos básicos, con una ligera subida respecto a los minutos anteriores a la emisión. Las emisiones de hoy confirmaron la tendencia de los últimos meses a la reducción de los rendimientos ofrecidos, confirmando así la confianza de los mercados en Italia, a pesar del anuncio del pasado sábado de que el presidente del Gobierno italiano, Mario Monti, dimitirá tras la aprobación de los Presupuestos, adelantando cerca de un mes el final de su mandato. Poco antes de estas emisiones, la agencia estadounidense de calificación Moody's había explicado en un informe que las "turbulencias políticas en Italia tienen consecuencias limitadas en la confianza de los mercados".