Sección

Más de 350 paramilitares colombianos serán excluidos de Ley de Justicia y Paz (152788)

Un total de 354 exparamilitares colombianos serán excluidos de la Ley de Justicia y Paz, el marco legal creado en 2005 para facilitar la desmovilización de los grupos armados de ultraderecha y que contempla reducción de penas para delitos de hasta lesa humanidad a cambio de colaboración judicial.

Más de 350 paramilitares colombianos serán excluidos de Ley de Justicia y Paz (152788)

Lectura continuaLectura en colmunas

EFE

Bogotá, 13 diciembre 2012.- Un total de 354 exparamilitares colombianos serán excluidos de la Ley de Justicia y Paz, el marco legal creado en 2005 para facilitar la desmovilización de los grupos armados de ultraderecha y que contempla reducción de penas para delitos de hasta lesa humanidad a cambio de colaboración judicial.El fiscal general, Eduardo Montealegre, informó hoy que esos más de 350 integrantes de las disueltas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), entre ellas ocho exjefes paramilitares, serán excluidos por incumplir su compromiso de confesar la verdad sobre los crímenes que cometieron e inclusive porque siguen delinquiendo.En declaraciones a RCN Radio, Montealegre explicó que la Fiscalía ya ha gestionado la solicitud ante los magistrados de Justicia y Paz, requisito para hacerla efectiva, tras hacer "un primer inventario de las actuaciones y colaboraciones que habían presentado los desmovilizados en el proceso".A partir de un acuerdo del Gobierno del expresidente Álvaro Uribe (2002-2010) se desmovilizaron más de 30.000 paramilitares en Colombia y una buena parte se acogió a los beneficios del marco legal aprobado en 2005.Según el fiscal general, esta decisión tendrá "consecuencias penales graves porque uno de los componentes de la Ley de Justicia y Paz es que las personas que colaboraran en la construcción de la verdad iban a recibir penas de entre 5 y 8 años de prisión por delitos de graves de violaciones a los derechos humanos y de lesa humanidad".Ahora los casos de esos 354 exparamilitares pasarán a la justicia ordinaria y afrontarán penas de cárcel de hasta 60 años, ya sin beneficios, apuntó Montealegre.De este número de personas "algunas están detenidas, otras no han comparecido en el proceso, otras están libres e incluso no localizadas", agregó.El fiscal reconoció que la proliferación de bandas criminales dedicadas al narcotráfico y la extorsión, a las que han ido a parar buena parte de los exintegrantes de las AUC, es "una de las principales causales que se han tenido en cuenta para solicitar la exclusión".El fiscal determinó que se presentan distintos casos: "los que nunca comparecieron al proceso de Justicia y Paz, otro grupo que faltó a la verdad porque no contribuyeron a la construcción de la verdad o la distorsionaron, los que no contribuyeron a la entrega de bienes y los que siguen delinquiendo".Entre los exparamilitares afectados hay ocho antiguos dirigentes de las AUC: Rubén Giraldo, alias "Raúl", y Rubén Francisco Arrieta ("El Ñato"), ambos del Bloque Tayrona y quienes operaban en la ciudad de Santa Marta; así como Rafael Armando Forero ("Zarco") y Yhony Delgado ("Caicedo"), del Bloque Cundinamarca, que actuaban en Bogotá.Los demás son Jhon Jairo Palomeque Mosquera, Ómar Carmona Tamayo y Nelson Enrique Bejarano, del Bloque Puerto Boyacá, y Gider de Jesús Paniagua ("Fiera"), excomandante del Bloque Sur del Putumayo. EFE