Sección

Fiscalía no ha recibido denuncia de jueza Afiuni (149137)

untualizó que entre el 1 de enero y 17 de febrero de 2010, la jueza “tuvo 22 días de visitas en los cuales concurrieron más de 700 personas”.

Fiscalía no ha recibido denuncia de jueza Afiuni (149137)

Lectura continuaLectura en colmunas

Felipe González Roa

Caracas, 26 noviembre 2012.- La fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, indicó que el Ministerio Público no ha abierto una investigación sobre el presunto abuso sexual que María Lourdes Afiuni sufrió mientras se encontraba recluida en el Instituto Nacional de Orientación Femenina (Inof) porque, según señaló, hasta ahora la jueza no ha formalizado denuncia alguna. “El artículo 26 del Código Orgánico Procesal Penal señala que en estos delitos solo procede la investigación a requerimiento de la parte afectada. Entonces es necesario que el abogado de Afiuni se traslade hasta el Ministerio Público para que formule la denuncia”, comentó. Ortega Díaz aseguró que la Fiscalía siempre estuvo atenta para ordenar la aplicación de las medidas necesarias que permitieran garantizar los derechos humanos de Afiuni durante su detención en la prisión.Recalcó que la jueza fue trasladada 61 veces, siempre bajo la supervisión de funcionarios del Ministerio Público. Precisó además que en diversas oportunidades los fiscales se presentaron en el Inof. Aseveró que entre el 1° de enero y el 17 de febrero de 2010 Afiuni disfrutó de 22 días de visita, tiempo durante el cual recibió a más de 700 personas. Resaltó que en seis oportunidades la Fiscalía coordinó asistencia médica para atender las dolencias físicas expresadas por Afiuni. Destacó que incluso en una oportunidad las autoridades de la cárcel cedieron a los reclamos de la jueza y reubicaron en otra celda a una interna que recientemente había ingresado al Inof. “Yo tengo las actas suscritas por su puño y letra donde dejaba constancia de cómo estaba siendo tratada cada día. Allí señalaba ‘me encuentro en buen estado de salud, estoy recibiendo alimentos y visitas de mis familiares’. Es decir, que durante su reclusión en el Inof sus derechos fueron debidamente garantizados”, acotó.