Sección

Justa opinión

Chorocracia boliburguesa (174493)

Carlos Roos

Chorocracia boliburguesa (174493)

Lectura continuaLectura en columnas

Carlos M. Roos T.

Vivimos bajo un gobierno forajido, que no respeta nada ni a nadie, sus últimos abusos los vivimos en torno a la "asunción" de Nicolás, que cual realeza fue nombrado por su antecesor como el relevo de la corona y a pesar de que existe una Constitución donde se contemplan claramente las normas, la máxima casa de la justicia favoreció al ungido solo para complacer al fallecido y hacerlo candidato presidente, como ya está acostumbrada esa gente a abusar del poder, en nombre de un pueblo que confió en ellos y que aún viven en carencias, engañados en el discurso de que ser rico es malo, que el imperio quiere controlarnos, que los cubanos son buenos y que todo lo que sea diferente a ellos hay que eliminarlo. Estos boliburgueses viven del Estado, ahogados en lujos con más desvergüenza y descaro que los choros de cuello blanco de la cuarta; lo único es que ahora los cuellos de esos funcionarios son rojos como los saldos de las cientos de víctimas que mueren por el hampa todas las semanas y ellos con sus escoltas dicen que es mentira de la oposición.Lo cierto es que cuando el padre no da el ejemplo, los hijos se descarrían y así como en la casa, en este régimen casi todos los funcionarios del Gobierno están familiarizados con ¿cuánto hay pa' eso? y el abuso de poder; por ejemplo, algunos GN llegan a los comercios con una actitud de atropello, amedrentando a los dueños, revisándoles altaneramente hasta la cédula de sus madres, buscando cualquier motivo para confiscar y extorsionar. Estamos de acuerdo en que si los comerciantes violan la ley sean sancionados de acuerdo a lo estipulado, pero no abusar, como ocurrió recientemente en una licorería local, que tras violar presuntamente la Ley Seca, los castrenses cargaron con todo el inventario de ese comercio amparados no sé en dónde, que les permite apropiarse indebidamente, para luego, tras una llamada a Jaua, tener que devolver la mercancía confiscada; tanta alharaca para nada. Asimismo se observó el abuso de algunos funcionarios policiales que según conductores y motorizados eran matraqueados abiertamente en los puntos de control. Y la gente tiene temor de denunciar esta situación en un país donde no hay ley ni derechos, contra los abusos de este gobierno; lo triste es que al final perdemos todos, en un país que tiene lo necesario para vivir mejor.Nos hemos acostumbrado a convivir con los abusos de esta gente sin escrúpulo que hace tiempo perdió la moral y no quieren que este pueblo progrese; estos boliburgueses no defienden ideologías, solo defienden sus intereses, mientras nos ahogamos en malos servicios, alto costo de la vida y una delincuencia que enluta diariamente a las madres de esta tierra, pareciera que todo es normal.Ahora los chorócratas que pretenden seguir gobernando son los mismos que en 14 años mentían y engañaban a su comandante presidente, son los mismos regañados públicamente por malos e ineficientes y escudados en el difunto jefe pretenden seguir robando a un pueblo que lo único que ha hecho es querer mejorar. Por eso de cuando en cuando los pueblos deben cambiar, debemos progresar."Un pueblo ignorante es un instrumento ciego de su propia destrucción; la ambición, la intriga, abusan de la credulidad y de la inexperiencia de hombres ajenos de todo conocimiento político, económico o civil; adoptan como realidades las que son puras ilusiones; toman la licencia por la libertad, la traición por el patriotismo, la venganza por la justicia". Simón Bolívar.