Espacio Publicitario

Sucesos

viernes, 08 de septiembre de 2017

Mataron a su hijo de dos años para irse al extranjero

(Cortesía/Cicpc)

Mataron a su hijo de dos años para irse al extranjero

Sucesos; 7 Septiembre 2017 / Gustavo Rodríguez

Notitarde.- Si el asesinato del niño de dos años conmocionó a los vecinos de Caricuao en Caracas, la resolución del caso los dejó perplejos.

Detectives de la policía científica establecieron que los asesinos son los propios padres del menor y que el móvil sería un viaje a Panamá. Los criminales consideraban que el inocente chico sería una carga para ellos.

El expediente está resuelto policialmente, dijo el director del organismo detectivesco, comisario Douglas Rico. Los homicidas Iraida Mendoza (19) y su actual pareja Daniel Mendoza Gil (23), se encuentran convictos y confesos.

La trama comenzó el pasado sábado cuando la joven Iraida y su marido llegaron al barrio Guacaipuro de Caricuao para visitar a la abuela materna de la víctima. Allí denunció que el niño había desaparecido o tal vez secuestrado, pues no aparecía. 

Prensa del llanto acudió a la subdelegación del Cicpc. Las autoridades iniciaron una infructuosa búsqueda. La extraña actitud de Iraida los hacía sospechar que algo extraño había ocurrido con el infante.

Sin embargo, tres días después Mendoza Gil se comunicó con las autoridades, admitió haber degollado al bebé y ofreció información del lugar donde podían encontrar el cuerpo. Horas más tarde hallaron el cadáver dentro de una bolsa de basura, al final de un basurero.

El homicida también dijo estar dispuesto a entregarse, pero que primero debía contar algunas cosas. El criminal, una vez detenido en Birongo, estado Miranda, confesó que el asesinato fue cometido consentimiento con la madre. Los detectives piensan ahora que ella también es autora material del asesinato.

El comisario Douglas Rico señaló que la mujer entró en un cúmulo de contradicciones.  “Cuando fueron a denunciar la desaparición del niño, primero dijo que se había perdido en una fiesta,  luego que se produjo cuando estaba en el patio de la casa de los familiares de su novio, también señaló que Daniel Mendoza había entregado al niño como parte de pago de una deuda de drogas y por último que se lo habían llevado unos santeros”.

No obstante, tras las pesquisas e interrogatorios ambos admitieron que el pequeño era un estorbo para ellos, pues tenían planificado irse a Panamá donde pretendían radicarse para comenzar una vida de solteros y sin mayores compromisos.

La familia paterna de la criatura se encuentra conmocionada. Consideran a  Iraida Mendoza como una madre desalmada que merece la pena máxima.

Nuestros Productos

  • Edición Metropolitana
  • Edición La Costa
  • Deportivo
  • Economia
  • Viernes
  • Aniversario
  • lectura Tangente
  • Letra Inversa
  • Revista del Domingo