Sección

Francisco "Pancho" Pérez: "Seré el primer preso político del gobierno de Carabobo" (188199)

Francisco “Pancho” Pérez,

Francisco "Pancho" Pérez: "Seré el primer preso político del gobierno de Carabobo" (188199)

Lectura continuaLectura en colmunas

Karín Rivero G.

Valencia, mayo 15.- Luego de la suspensión, por tercera vez, de la audiencia en el Tribunal de Juicio II a cargo de la jueza Lilian Carolina Tirado Madrid, por la imputación que se tiene sobre el periodista y columnista de opinión Francisco “Pancho” Pérez, acusado por el secretario de Gobierno, Miguel Flores, de presunta comisión del delito de difamación e injuria agravada ante su persona, el profesional de la comunicación cuenta en entrevista a esta redacción cómo han sucedido los hechos y su posición ante la demanda que existe en su contra.“Cuando estalló la crisis de la basura y llegaron los incendios al vertedero de La Guásima que generaron una corriente de opinión sobre lo que estaba sucediendo, sectores de mucha influencia del Psuv (Partido Socialista Unido de Venezuela) Carabobo comenzaron a dar sus versiones de lo que estaba ocurriendo, que se sentían perjudicados por las acciones que estaba tomando el gobierno”, cuenta Francisco “Pancho” Pérez.Explica que el secretario de gobierno, Miguel Flores, sabe quiénes son y que además se manejan dentro de la vida del partido de gobierno, en esa lucha que existe entre los que quieren más, asegurando que se generó una confrontación interna, una lucha de intereses que hubo y que siempre ha existido por el negocio de la basura. “En ese ambiente se dijo que dentro de la situación, de alguna manera, estaba involucrado Miguel Flores, que por razones políticas querían aprovechar lo que estaba ocurriendo, porque había interés en favorecer un sector político-económico; eso fue lo que yo recogí en la columna En secreto de la primera semana de enero de este año”, explica Francisco Pérez. Para el comunicador, el vertedero de La Guásima es una potestad del municipio, pero el gobierno por un “decreto de excepción lo asumió”, creando una situación de emergencia para atender ese problema, y como secretario de gobierno, “Flores tenía facultades en él y así lo entendí”. Además afirma que en su columna decía que “sectores del Psuv daban cuenta de que Miguel Flores tenía las manos metidas en el incendio del vertedero de basura”, una opinión que -explica- fue más figurativa que decir “que él fue con el fósforo y le prendió fuego”. Asimismo, “Pancho” Pérez hizo énfasis en que al mencionar que en el partido de gobierno se hacían señalamientos que involucraban a Miguel Flores como parte actuante en los hechos del vertedero, el Secretario General de gobierno consideró como un acto de injuria a su persona y a su accionar como funcionario público; por esto “recurrió a los tribunales y me demandó por difamación e injuria agravada”.En este sentido, el profesional del periodismo señala que luego de conocer la reacción de Miguel Flores decide llamarle, porque considera que “son amigos desde hace mucho tiempo”; al hacer contacto, Pérez le explicó que la intención no fue en ningún momento injuriarle que, por el contrario, quería “recoger una opinión que se estaba dando en la calle y que como periodista de opinión la estaba vertiendo”, a lo que Flores, en aparente actitud sorpresiva para el periodista, reaccionó expresando insultos. En este sentido, Pérez señala que no había tenido información de nada, hasta que ahora, “por medio de carteles de citación se me conminó a que acudiera al tribunal y tres veces seguidas ya he acudido, solo que el tribunal no ha tenido audiencia y no hemos podido ponernos a derecho”, además explica que sus abogados ayer introdujeron un documento solicitando celeridad a la causa para ser atendidos al respecto y aclarar los hechos.Para el periodista, este hecho se había quedado en solo amenazas, pero “efectivamente se convirtió en un hecho real, porque él (Miguel Flores) se trajo unos abogados de Caracas de un escritorio jurídico que usa el Psuv para perseguir, acorralar y presionar a los factores, sectores y periodistas que opinan en contra del gobierno, y ese escritorio accionó en mi contra en el Tribunal de Juicio II a cargo de Lilian Carolina Tirado Madrid”, detalla “Pancho” Pérez, mientras sostiene que los abogados acusadores son Gilberto Landaeta, quien fuera fiscal en el caso de Danilo Anderson, y Édgar Fuenmayor, jefe del Circuito Penal del estado Vargas, y que son los mismos que han actuado en casos famosos ocurridos en el país en los que se ha perseguido a las voces opositoras al gobierno. Adicionalmente explica que el demandante se fue por la vía penal que “conlleva a situaciones más comprometedoras contra el ejercicio de la profesión y el trabajo periodístico, aunque todavía no tenemos datos puntuales porque estamos en el tiempo de conocer las actas procesales; una vez que se juramenten los abogados y tengan acceso al expediente sabremos las intimidades de la demanda”.Por todo esto, el comunicador social carabobeño Francisco “Pancho” Pérez sostiene que está “dentro de la escalada que tuvo el gobierno de persecución y de tratar de acallar las voces disidentes, caí en ese huracán”; además mantiene firme su posición al asegurar que estos procedimientos son parte de la política del gobierno, porque manifiesta que no hay otra manera de entenderlo; existen muchos antecedentes y evidencias de que “el gobierno es muy sensible y en vez de coger el atajo que establece la Ley del Ejercicio Profesional del Periodista y por no buscar la conciliación, siempre se va por la vía de los tribunales, porque todos sabemos cómo se está manejando la justicia en Venezuela y es más fácil para ellos irse por ese lado que tomar ambientes para la conciliación y la fraternidad entre los seres humanos”.Francisco “Pancho” Pérez manifiesta sentirse tranquilo con el proceso que tiene en su contra, en el que además aceptaría cualquier conciliación que no sea “por el camino de la intimidación, el compromiso de la libertad de expresión y su futuro como periodista”, revelando que no solo es por él, sino por su familia, y la constancia y lealtad en los principios que fundamentan la Ley del Ejercicio del Periodista, “me siento tranquilo con mi conciencia y con mis lectores, es función del periodista entrarle al toro de frente, y más convencido de que no tengo temor ni miedo, no me van a poner contra la pared ni de rodillas”.Pérez sostiene que no cedería ante nada, se considera un hombre de una sola posición, que no tomaría acciones contrarias porque para él no hay cabida a los sentimientos de revancha, pero asegura ser un perseguido político, al no creer que lo que buscan es arruinarle económicamente, sino llevarle a la cárcel, “me sentiría orgulloso, honrado y en paz con mi conciencia de ser el primer perseguido y el primer preso del Gobierno Bolivariano de Carabobo”.