"Medidas económicas acabarán con la producción" (178845)
10:01 p.m. 12-04-13

"Medidas económicas acabarán con la producción" (178845)

Puerto Cabello, abril 12 (Willmen Soto Figueroa).- Para el economista Santiago Guevara, las políticas implementadas por el Gobierno Nacional en materia económica buscan destruir la base productiva del país, a través de un mecanismo de control político. Ante las nuevas acciones anunciadas por Jorge Giordani, ministro de Planificación y Finanzas, así como Nelson Merentes, presidente del Banco Central de Venezuela, en relación al Sistema Complementario de Administración de Divisas (Sicad), Guevara estimó que la inflación podría llegar a un 37 por ciento durante 2013. “El problema fundamental está en el campo político del proyecto de país que el Ejecutivo quiere implementar en Venezuela, el cual persigue el desmantelamiento y la destrucción de la economía. Es un diseño que está fuera de las corrientes más exitosa del socialismo como China y Vietnam, naciones que han optado por una apertura a la inversión privada y a la globalización”. Guevara indicó que la premisa presupuestaria establecida para el período fiscal de 2013 se situaba con una inflación del 16 por ciento, cifra que según precisó está sobrepasada, porque existen todos los elementos para pensar que llegará a un 36,5 por ciento, debido a la implementación del Sicad que se refiere a una segunda devaluación. “Es evidente para todo el mundo que Giordani y Merentes no conocen sobre el tema económico, pues el lenguaje y sus comportamientos no son de manejo profesional”. El especialista en economía agregó que Cuba en cualquier momento podría sorprender al adoptar un esquema económico como China y Vietnam. No obstante, lamentó que este logro se haga bajo el detrimento de los intereses y financiamiento de Venezuela. “Nosotros podríamos estar financiando una reconversión cubana mientras estamos en un proceso de destrucción”, puntualizó. Manifestó estar consciente de que en ambos países asiáticos no existen leyes laborales apropiadas ni sindicatos, pero fortalecen el sistema económico. “Debemos ser permisivos a la inversión privada”.