Pondrán freno al mercadeo engañoso de células madre en Venezuela (139611)
03:56 p.m. 16-10-12

Informar primero, luego sanciona

Pondrán freno al mercadeo engañoso de células madre en Venezuela (139611)

avn.info.ve

Caracas, 16 octubre de 2012.- “La intención es informar, primero, antes de recurrir al régimen sancionatorio”, previene el coordinador del Programa Nacional de Donación y Trasplante de Órganos y Tejidos, Nelson Hernández Maldonado, al abordar el tema de las células madre y el mercadeo de éstas en Venezuela, a manera de panacea. La promoción de servicios que ofrecen almacenar sangre de cordón umbilical, para conservar células madre y usarlas en el tratamiento de algunas enfermedades futuras, es de dominio público en Venezuela. Se oferta en programas de radio, revistas y otros medios, con eslogans tan prometedores como “Almacenando milagros” y apoyados con la imagen de actrices y modelos embarazadas que invitan a comprar la idea. Pues bien, se trata de ofertas engañosas, pero además, de carácter ilegal, porque incumplen lo relativo a la Ley sobre Donación y Trasplante de Órganos, Tejidos y Células en Seres Humanos: Primero, este tipo de procesos debe contar con la autorización del Ministerio para la Salud; número dos, deben efectuarse en centros certificados para tales fines; tercero, la persona que aporta las células no debe pagar dinero alguno, por el contrario, tiene derecho a ser remunerada. “Más allá del marco legal nacional, si se considera que las terapéuticas ofertadas no han sido comprobadas científicamente, excepto en el caso del trasplante de médula ósea, estamos hablando de estafa”, puntualiza el doctor Hernández. ¿Qué son células madre? “Son células que dan origen a los diferentes tipos celulares que conforman los tejidos y órganos. Se denominan Células madre embrionarias las que se encuentran durante las primeras etapas del desarrollo embrionario del individuo y Células madre adultas las que se encuentran en los tejidos y órganos desde la etapa fetal y durante toda la vida”. Así se define el concepto en la Ley sobre Donación y Trasplante de Órganos, Tejidos y Células en Seres Humanos (2011), exactamente en el numeral seis del artículo 3. “Con respecto a las embrionarias, no hay legislación mundial actual que las regule, pues los procesos de investigación son muy rigurosos, y apenas están en fase experimental. Lo que respecta a las células madre adultas es lo que nosotros podemos regular”, refiere la doctora Gertrud Esche, directora del Banco de Ojos Central de Venezuela y asesora del Programa Nacional de Donación y Trasplante de Órganos y Tejidos. Las firmas comerciales que se lucran con las células madre han llegado a ofertarlas como tratamiento de enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo I, Parkinson, Alzeimer, parálisis de sección medular, Síndrome de Down, Autismo, Esclerosis múltiple y esclerosis lateral amotrófica, entre otras. “A nivel mundial, se comprobó la efectividad de estas células en el trasplante de médula. Quizá en el futuro se comprueben otros tratamientos, pero por ahora eso es lo único cierto. También puede ser que a una persona le haga efecto el tratamiento para otra enfermedad, pero a otras no, en otras puede provocar complicaciones, reacciones adversas, tumores”, agrega Esche. 26 mil por tu culpa Contratar este servicio cuesta mucho dinero. Una conocida firma con sede en Florida (EEUU), que cuenta con oficinas en Caracas, cobra 26 mil bolívares por guardar la sangre del bebé hasta que éste cumpla 21 años. Si la persona no tiene para costear esa tarifa puede optar por otros planes; uno en el que se pagan más de Bs. 18 mil más anualidades de $130 después del año 11 (hasta los 21), y otro en el que se cancelan seis años de servicio con 11 mil bolívares e incluye el mismo régimen de cuotas anuales. “Este tipo de ofertas apelan a la culpa de los padres. Te dicen que si no reservas la sangre de tu hijo, más adelante la puede necesitar. Es un negocio que juega mucho con la culpa, una madre es capaz de pagar ese dinero porque llega a sentirse irresponsable si no lo hace”, acusa el responsable del Programa Nacional de Donación y Trasplante de Órganos y Tejidos, instancia adscrita a Ministerio para la Salud. El hecho de que las células madre no son la panacea, y que su tratamiento comprobado se limita al trasplante de médula, se expresa a los compradores de “milagros” en el material impreso que suministra una de estas empresas, aunque en letras más pequeñas y luego de especular algo como esto: “Se sabe que sirven (las células) para el tratamiento de cerca de 80 enfermedades”, y luego aclara: “Permanentemente se desarrollan investigaciones cuyos resultados podrían llegar a permitir muchos milagros médicos potenciales en el futuro. Las nuevas tecnologías bien podrían permitir el uso de estas células para construir el tejido cardiaco, reparar el deterioro ocasionado por daños cerebrales o lesiones en la columna, y también revertir los efectos de enfermedades como la esclerosis múltiple y el Parkinson. Mientras las investigaciones aún se encuentran en las etapas tempranas, las posibilidades son promisorias”. A lo anterior se suma otra verdad oculta. Es posible que la sangre preservada no sirva para ningún tratamiento. “Tenemos conocimiento de que más o menos el 40% de la sangre de estos bancos, a nivel mundial, se pierde. No todas las muestras funcionan, pero ellos no te lo dicen. Yo puedo pagar por 15 años, aún si la muestra de mi hijo no está en condiciones de funcionar, pero cómo lo voy a saber, si no la he necesitado. Otra cosa que es falsa es que este tipo de células se consiguen sólo en el cordón umbilical. En los adultos también pueden hallarse células pluripotentes, en la grasa abdominal, por ejemplo”, apunta Gertrud Esche. Informar primero, luego sancionar El Ministerio para la Salud ya publicó un comunicado en los medios, donde se informa el contenido del artículo 22 de la Ley sobre Donación y Trasplante de Órganos, relativo a los requisitos para el uso de células madre en seres humanos con fines de investigación. “Las clínicas que están avalando esto, están incurriendo en un delito. Los medios publicitarios y de comunicación que oferten este tipo de tratamientos, también, porque el artículo 22 habla de la promoción, obtención, procesamiento, manipulación, preservación, almacenamiento, transporte, distribución y uso de las células madre. La intención es informar, primero, antes de recurrir al régimen sancionatorio, pero si es necesario, habrá que hacerlo”, enfatiza Hernández Maldonado. El programa que coordina Nelson Hernández ya está preparando personal con cursos especiales de contraloría sanitaria. A partir de noviembre, tienen previsto comenzar con inspecciones rigurosas y con el respectivo cierre de las empresas que estén incurriendo en estas ofertas engañosas. En el país hay dos centros autorizados para aplicar tratamientos con células madre en el trasplante de médula. El Hospital de Clínicas Caracas y el Enrique Tejera de Valencia. En el caso del Hospital de Clínicas Caracas, el Estado financia el 80% de los gastos, porque son de terapias de muy alto costo, que no cubre ningún seguro. También están autorizados aquellos procesos de investigación avalados por los comités de Bioética, como el Centro de Terapéutica Celular del IVIC, que trabaja con células madre limbo, lo cual les da el aval para proceder a nivel de terapéutica en los hospitales Clínico Universitario, Miguel Pérez Carreño y el Militar de Caracas. La tipificación de delitos e infracciones, y el régimen sancionatorio relativo a este tema está explicado en el capítulo VII de la Ley sobre Donación y Trasplante de Órganos, Tejidos y Células en Seres Humanos.