Heridas cinco reclusas por motín en el Anexo Femenino de cárcel de Tocuyito (121746)
11:46 p.m. 21-07-12

Protestaban por el traslado de nueve internas a otros penales

Heridas cinco reclusas por motín en el Anexo Femenino de cárcel de Tocuyito (121746)

Valencia, julio 21 (Rubén Bolívar Idrogo/Ketherine Ledo).- Cinco reclusas del Anexo Femenino del Penal de Tocuyito, fueron heridas con perdigones disparados por efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), cuando en la madrugada de este sábado protagonizaron una protesta por el traslado de varias compañeras a otros centros carcelarios. De manera extraoficial se conoció que, aparentemente, la población penal se vio sorprendida alrededor de las 4:00 de la madrugada cuando un grupo de funcionarios de la GNB, sacaron de las celdas a nueve internas con la intención de trasladarlas a otros centros carcelarios del país. Debido a la presunta actitud de violencia e irrespeto de los derechos por el personal castrense, las demás reclusas rechazaron tal comportamiento, por lo que se “amotinaron” para que los funcionarios desistieran de sus “conductas violentas”, pero solo lograron que fuesen atacadas con bombas lacrimógenas y con perdigones. En este hecho resultaron con heridas de perdigones cinco ciudadanas en varias partes del cuerpo, sobre todo, en las piernas. De acuerdo a la fuente extraoficial, desde que recibieron los perdigonazos -cerca de las 4:00 de la madrugada- todavía en horas de la tarde no habían recibido atención médica. Internas fueron trasladadas a tres sitios diferentes De acuerdo a lo relatado por algunas de las reclusas, de las nueve internas con orden de traslado, tres fueron llevadas a Tocorón, tres a Barinas y una al anexo femenino de San Juan de los Morros. Dos todavía permanecían en el Anexo femenino de Tocuyito, pero se desconocía su nuevo sitio de destino. Estas mujeres habrían sido esposadas desde la madrugada a una reja sin tener la posiblidad de alimentarse, ni de hidratarse. “La población solo quiere que devuelvan a siete compañeras que sacaron injustamente”. Aparentemente, esta situación se está presentando porque el pasado miércoles 18 de julio, toda la población en conjunto tomó la iniciativa de sacar a una mujer apodada “El Niño”, debido a las injusticias y amedrentamientos cometidos contra la mayoría de las reas. Esta persona (El Niño), por la represalia en su contra, habría hecho un escrito a la directora del Anexo Femenino, Iris de Sermenio, diciendo que ocho internas la agredieron sin darle oportunidad de defenderse. Ante esto, las privadas de libertad no entienden “esta injusticia contra sus compañeras que solo desean el traslado de esta ciudadana para evitar más problemas”. Internas solicitaron la destitución de la directora del Anexo Femenino Entre las exigencias que le hacen a Iris Varela, ministra para los Servicios Penitenciarios, se encuentra la destitución de la directora del Anexo Femenino porque, según las internas, no está a la altura de sus funciones, ya que en reiteradas ocasiones han sido violados sus derechos, que están contemplados en la Constitución Bolivariana de Venezuela. Sermenio tiene poco tiempo en el cargo y desempeñaba funciones en la cárcel de Tocorón, ubicada en Aragua. Otra de las situaciones que planteó la población del Anexo Femenino es la carencia de atención médica que tienen. Hicieron un llamado al Ejecutivo Nacional, a Varela y a la Defensoría del Pueblo para que sea atendida esta problemática. Preocupación por posible suspensión de la visita Ante la protesta, familiares de las internas manifestaron preocupación por la posibilidad de que la visita dominical sea suspendida. Rogaron a las autoridades la consideración al respecto y que atiendan las peticiones de las reas, además de respetarles sus derechos. Cabe destacar que los hechos ocurridos en esta parte del Internado Judicial Carabobo no afectaron la entrada de parientes de internos que se encuentran en otras áreas de la cárcel. Esa visita se desarrolló con total normalidad este sábado. Temor por posible ingreso de la Guardia Nacional al penal Aunque se supo que la situación presentada en horas de la mañana de este sábado fue controlada minutos después por los funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana, en horas de la noche había una tensa calma en los espacios del Anexo Femenino. En comunicación establecida vía telefónica con algunas de las privadas de libertad se conoció que había gran temor de que “la Guardia entrara”, ya que -denunciaron- los efectivos castrenses siempre las golpean salvajemente. Aseguraron que había gran cantidad de funcionarios dentro del Internado Judicial Carabobo, a quienes “se les veía la intención de entrar”. “Tenemos miedo de que entren en la madrugada porque nos van a entrar a golpes como siempre hacen. Nosotras somos mujeres y lo único que estamos pidiendo es que las compañeras que fueron trasladadas regresen”, manifestó una de las jóvenes presas. De la misma manera explicó que desde que culminó el “motín” de la mañana el acceso al anexo fue cerrado con candados que ellas mismas colocaron. “Cerramos en el área administrativa, pero aquí dentro todo está abierto. Lo que queremos es evitar que los guardias se metan”. La reclusa aprovechó la oportunidad para desmentir la acusación de que tendrían secuestrada a una de las mujeres que las custodian. “Estamos pacíficas y aquí solo estamos nosotras”. Comisión de Derechos Humanos Asimismo, se pudo conocer que una Comisión de los Derechos Humanos hizo acto de presencia alrededor de las 5:00 de la tarde al Anexo Femenino, para constatar la situación que estaban viviendo las internas. Esta oportunidad fue aprovechada por las mujeres, para plantearles la situación vivida durante este sábado y por algunas violaciones de sus derechos que tienen como venezolanas. Las reclusas aseguraron que no quieren más problemas, sino pagar el error que cometieron y salir de ese lugar; mientras eso sucede, solo quieren respeto y ser tratadas como seres humanos.