A dos manos

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Realmente este artículo debería titularse “a cuatro manos” en razón que fue elaborado conjuntamente con Ricardo E. Jiménez P., quien ha resultado un sorprendente coautor en la aventura  de recabar y escribir en materia de la ciencia y la tecnología;  las cuales, a decir de los expertos,  han avanzado, en nuestros días,  tanto como en toda la historia anterior. Tanto así, que las transformaciones que ha sufrido nuestro planeta en pocos más de 100 años es perceptible incluso desde el espacio. Hoy todo es diferente: los transportes, el ocio, la cirugía, las fuentes de energía y, sobre todo,  la percepción y entendimiento que se tiene sobre el universo y, por supuesto, de su origen.  

El universo, con sus Galaxias en expansión, agujeros negros y planetas extrasolares,  ha resultado ser un sinfín de maravillas que apasiona cada día más. Los propios científicos no salen de su asombro por la cantidad de cosas que han venido encontrando en las últimas décadas y que han proporcionado, a nuestro entendimiento  de miopes, respuestas mucho más profundas a interrogantes tales como  ¿Cuál es el origen y la razón de algo tan perfecto? ¿Cómo es posible que algo tan magnífico haya sido creado o salido según sea el caso, así como así, de la nada y por nada? ¿Es el nuestro un cosmos surgido de una gran explosión -Big Bang- hace miles de millones de años? o ¿Somos el resultado del ejercicio de la Voluntad y del Plan la  Imaginación Divina que aunada a  sucesivas condensaciones y evoluciones de la materia densa y no densa han devenido en todo lo que tiene vida sobre esta esfera?

Algunas confesiones religiosas plantean que el hombre es un peregrino: sin padre, sin madre, sin linaje, un exiliado en la materia y en esta esfera que busca incansablemente su origen y la estrella desde donde partió y, en esa búsqueda requiere conocer el origen del universo;  saber cuál es su final; el motivo de su peregrinar;  si el final de  su viajar será  en un  paraíso, o si simplemente quedará como materia muerta en un agujero negro, se angustia por el más allá y por lo que le depara el futuro. 

Sea cuales sean las respuestas a esas interrogantes e inquietudes -y con la cosmología al borde del caos porque  a los científicos los números no le cuadran y la demostración del Big Bang con medios experimentales todavía se encuentra lejana- el retrato tangible que surge ante nuestros sentidos  es el de un universo en evolución, muy dinámico, cuajado de fenómenos violentos, en el que todos los elementos tienen su propio ciclo vital, de nacimiento, desarrollo y final. Retrato éste que; aunque empequeñece a la Tierra y con ella al Ser humano, al mismo tiempo resaltan sus singularidades y la realidad que, a pesar de los más potentes telescopios, no se ha podido detectar nada parecido a la vida tal como la conocemos en las vastísimas extensiones que se pueden observar. Sin embargo, el cosmos es tan grande y misterioso todavía, que no se puede descartar tal posibilidad. 

 

Director del C.U.A.M. Sede Puerto Cabello

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir