Agricultura patria

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Chile exporta productos agropecuarios por once mil millones de dólares e importa 4.300 millones. Perú exporta 5.700 millones de dólares, lo mismo que Colombia, mientras sus importaciones son de 3.100 y las de nuestro vecino 4.100. El caso de nuestro país, donde las cifras oficiales suelen ser escasas y tardías, para 2010 las ventas de productos agropecuarios al extranjero son 59 millones y las importaciones pasan los cinco mil millones, aproximadamente noventa veces más. 

Entre lo que exportamos destacan las bebidas alcohólicas, los peces y otros frutos del mar y tabaco, pero no figuramos entre los grandes exportadores de ninguno de esos rubros. Solíamos exportar café, ahora importamos. ¡Importamos café! Por primera vez en la historia. Lo mismo que compramos afuera leche, aceites y grasas, carne y cereales. Pero para eso ya no alcanzan las divisas y los productos son racionados. La escasez es una verdad de dimensiones imposibles de disimular. 

Muchos de estos productos faltan en el mercado. Y no parece que el gobierno, pegado en el discurso de la “guerra económica”, se plantee una revisión objetiva de sus políticas para el sector. Invasiones toleradas o propiciadas, confiscaciones, estatizaciones como la que convirtió Agroisleña en Agropatria, controles rigurosos en la comercialización, planes fantasiosos y muy costosos, corrupción, importaciones indiscriminadas, regulaciones de precios congeladas en el tiempo contra toda evidencia, como si así evitaran una inflación que no para de subir, y tasa de cambio mantenida artificialmente baja abaratando la importación mientras cada día es más caro y más difícil producir en el país.

¿Quién le da un “revolcón” a esa política equivocada, desordenada? ¿Quién le pone el cascabel al gato?  

Vengo de Portuguesa, donde recién empieza la zafra de caña de azúcar. El déficit de azúcar en el país pasa del 50% y  los costos de producción por hectárea se han más que duplicado. Los cañicultores están preocupados. La Corporación Venezolana del Azúcar, creada en octubre de 2013, ya tiene mala reputación.

Del cultivo organopónico al fundo zamorano, del discurso a la confiscación, son quince años destructivos que han dejado a la agricultura dando tumbos. El verano ha sido implacable y uno ve el campo tostado. Pero eso es estacional, duro de verdad lo golpean la superstición ideológica y la corrupción. 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir