Alertan sobre el riesgo de aumentar de peso en vacaciones

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

EEUU., 25 julio 2014.- Las vacaciones de invierno nos invitan al relax y a “recargar energías” para afrontar la segunda mitad del año. El desafío es que esas energías no sean puras calorías en manos de una alimentación poco saludable y en el marco de conductas sedentarias.

En estos días pasamos más horas frente al televisor y a la computadora, dormimos más, aumentamos la ingesta de productos dulces y de panadería, elaboramos comidas con mayor poder calórico (guisos, pastas) y apelamos a los snacks para acompañar los ratos libres.

Del mito a la verdad

Es importante combatir un antiguo mito que dice que “cuanto más frío hace, tengo más hambre y el cuerpo pide más calorías”. Esta falsa creencia corresponde al pasado lejano: frente a temperaturas muy bajas, el hombre primitivo ingería mayor cantidad de calorías para que el cuerpo generara más calor. Pero hoy, si bien podemos tener algo de frio en la calle o al abrir una ventana, la mayoría vivimos en ciudades pobladas, con ambientes calefaccionados, y el organismo no necesita esas calorías extras que si las consumimos se convierten en grasa.

Gracias a la tecnología, hoy vivimos casi todo el año con la misma temperatura. De alguna manera, eso también le quita ‘trabajo’ al organismo y contribuye al aumento de peso.

Cuidá a tus hijos

El aumento de peso en los niños puede traer consecuencias graves en su futuro, ya que un chico con sobrepeso casi seguro será un adulto obeso. Se produce porque en la etapa de crecimiento las células del tejido adiposo no solo aumentan de tamaño, como sucede con los adultos, sino que también se multiplican, cosa que prácticamente no ocurre en los adultos. Por lo tanto, su futuro está más comprometido.

Debemos proteger a nuestros niños del flagelo de la obesidad. Según la Organización Mundial de la Salud, es una verdadera enfermedad que incrementa el riesgo de desarrollar otras afecciones como la hipertensión arterial, la diabetes tipo 2, el accidente cerebrovascular, trastornos en los lípidos, enfermedades cardiovasculares y hasta algunos tipos de cáncer.

Tips para disfrutar sin engordar

* Practicá deportes entretenidos (el aburrimiento induce al acto de comer).

* Andá en bicicleta.

* Hacé natación en piletas cubiertas.

* Caminá.

* Ingerí alguna colación intermedia para no llegar con mucha hambre a las comidas (un yogur, una fruta, un huevo duro, algunas fetas de queso blando).

* Evitá las harinas (como las galletitas y el pan) porque son alimentos estimulantes del apetito. Cuanto más comemos, más hambre tenemos.

* Evitá las bebidas alcohólicas.

* No tengas disponible en casa aquellos alimentos tentadores y poco saludables.

* Serví porciones chicas.

* Comé despacio, date tiempo para que aparezca la saciedad.

A los más chicos…

Hacelos jugar a la hora de la merienda o en otros momentos con muñecos elaborados con frutas, para que los alimentos se vean más atractivos.

Ejemplos de comidas saludables

* Verduras asadas o al vapor. 

* Omelette de zapallito.

* Soufflés.

* Ensaladas calientes.

* Caldos.

* Fideos con brócoli.

* Salsas naturales en base de tomate.

* Frutas: compotas y manzana asada.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir