Alex Cora está tras los pasos del venezolano Oswaldo Guillén

Cora esta temporada no sólo logró con su equipo el mejor registro de victorias (108) sino que además consiguió, sin mayores contratiempos, el campeonato de la Liga Americana.

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
Alex Cora
El conductor Alex Cora, un aquilatado boricua que destaca como manager de los Medias Rojas de Boston, está a punto de igualar al venezolano Oswaldo Guillén. Foto: Kim Klement-USA TODAY Sports

Notitarde.- Con el despido del que fuera manager de Medias Rojas de Boston la campaña anterior, el gerente general de la divisa con sede en Massachusetts, Dave Dombrowski, mantenía serias dudas respecto a quién debía ser el sucesor indicado para llevar al conjunto “patirrojo” a la tierra prometida. La inversión descomunal para armar una alineación repleta de figuras llegó a la cúspide con la contratación del toletero JD Martínez. Sólo una pieza faltaba para que la máquina carburara como corresponde. Esa “herramienta” fue nada más y nada menos que el afamado exjugador puertorriqueño Alex Cora, una apuesta arriesgada teniendo en cuenta que sería su primera experiencia como manager en la gran carpa.

Hoy, casi siete meses después, el desempeño del mandamás de 43 años de edad le da la razón a Dombrowski. Cora esta temporada no sólo logró con su equipo el mejor registro de victorias (108) sino que además consiguió, sin mayores contratiempos, el campeonato de la Liga Americana, sin embargo, la travesía aún no acaba.

Ese momento, que separa a las leyendas del resto, ha llegado. La Serie Mundial 2018 o el “Clásico de Octubre” como también se le conoce, arrancó de la mejor manera posible para Cora y sus dirigidos. Una buena actuación del abridor Chris Sale secundada por la tórrida ofensiva “patirroja” permitió que Boston superara 8-4 a Dodgers de Los Angeles en el primer juego de la final disputado en el mítico Fenway Park.

Lo propio ocurrió en el segundo choque, David Price lanzó efectivamente durante seis entradas completas en las que toleró tres inatrapables y dos carreras limpias. Por su parte, JD Martínez continuó con su momento dulce al bate, el estadounidense con raíces cubanas impulsó las dos rayitas que a la postre representaron el triunfo de los locales 4-2. Ahora, Medias Rojas de Boston viajará a California con la satisfacción de haber logrado el objetivo de defender la casa en estos dos primeros duelos de una final que se retomará este viernes en el Dodger Stadium.

Alex Cora es garantía de éxito

La experiencia que obtuvo el boricua a lo largo de su carrera como pelotero, le sirvió en esta zafra para congeniar con un grupo repleto de estrellas. “Aprendí que tener una buena relación con el jugador no es malo, pues, esa es la única forma en que podrás sacar el máximo potencial de cada uno de ellos”, explicó una vez el joven entrenador en una entrevista con MLB.

Cora, aprovechó su paso por seis equipos en Grandes Ligas (Dodgers, Indians, Red Sox, Mets, Rangers y Nationals) para absorber conocimientos de los distintos estrategas con los que compartió. La capacidad de “AC” como se le conoce en el dugout patirrojo, empezó a presenciarse en la edición 2017 del Clásico Mundial de Béisbol. En ese entonces cumplía las funciones de gerente general de Puerto Rico, delegación que repitió como segundo puesto en el torneo internacional. Al mismo tiempo, dejó buenas sensaciones como piloto de Criollos de Caguas en la liga invernal de su país.

La Serie Mundial le trae bonitos recuerdos

Algunas personas nacen preparadas para destacar en los momentos apremiantes. El arduo trabajo que hacen las organizaciones desde el día cero, queda a merced de lo que suceda en siete compromisos. Peloteros, managers, gerentes y fanáticos sueñan con hacerse con la corona del mejor béisbol del mundo. Aunque, esta oportunidad muchas veces se da una sola vez en sus carreras.

Precisamente, Alex Cora es una de esas personas que se pueden dar el gusto de decir que consiguió la Serie Mundial como jugador, en el año 2007, precisamente con Medias Rojas y en la pasada temporada como coach de banca de Astros de Houston. Sólo una tarea le queda pendiente, adueñarse del campeonato como primer entrenador del equipo para así quebrar distintas marcas fijadas por inmortales que estarán por siempre en los libros de records.

Cora espera emular a Ozzie

El 26 de octubre del 2005, el venezolano Ozzie Guillén hizo historia al convertirse en el primer y hasta ahora único manager latino en ganar una Serie Mundial. Ese día, los Medias Blancas de Chicago completaban la barrida en cuatro juegos sobre los Astros de Houston, que entonces jugaban en la Liga Nacional.

Una proeza de dimensiones descomunales, tanto así, que tuvieron que pasar, 13 años para que otro estratega hispanohablante estuviera siquiera cerca de relevar al mirandino. Alex Cora tiene la oportunidad de emular a Guillén y parte como gran favorito en la final gracias al grandioso grupo de beisbolistas que tiene a su disposición y a la sapiencia, frescura y confianza que demostró el boricua a lo largo de la campaña.

Números impresionantes del mandamás

En su primera campaña como dirigente en la Gran Carpa, Cora rompió el récords de victorias de la franquicia (105 lauros) que estaba fijada desde 1912, año en que los de Massachussets se estrenaron en el Fenway Park.

Con sus 108 victorias durante la temporada regular para sus Medias Rojas de Boston, Cora quedó a tan sólo un lauro de igualar a Ralph Houk como el dirigente novato más ganador de todos los tiempos en las Grandes Ligas. Aun así, al mandamás le bastó para convertirse en el primer dirigente nacido en Puerto Rico que logró conducir a una novena de las Mayores a la postemporada. Sin dudas, el éxito del puertorriqueño como manager novato no tiene precedentes.

Antes compañeros, ahora timoneles

Alex Cora y Dave Roberts, dirigentes de Medias Rojas y Dodgers, respectivamente, tienen un historial que va más allá de sus años como compañeros de equipo en Los Angeles en la primera parte de la década pasada.

En su época como peloteros coincidieron incluso en Puerto Rico. Roberts llegó para reforzar a Criollos de Cagua, equipo donde militaba Cora. La conexión que se formó en su momento facilitó lo que sería una relación de amistad que se extendió cuando el boricua arribó al equipo californiano.

“Es uno de los compañeros más inteligentes con el que jugué”, manifestó el piloto de los azules a una cadena estadounidense previo al inicio del primer juego de la Serie Mundial. “Con sus habilidades como líder y su conocimiento del béisbol, no me sorprende que esté en este rol ahora mismo”. Lo cierto es que más allá de la camaradería, ambos estrategas darán el todo por cerrar la temporada por lo más alto. De momento sólo dos triunfos separan a Boston y a Cora de elevar un grito de júbilo en forma de trofeo, porqué como diría Dombrowski, “este conjunto fue confeccionado para hacer historia”.

 

También te puede interesar: La “Nave turca” arribó a los 101 años de pasión en la LVBP

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.