Archivo Rojo: Un efímero secuestro perpetrado por tres policías

Debían necesitar mucho dinero para atreverse a realizar un secuestro en circunstancias en que sus rostros y movimientos se vieron tan expuestos.

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Notitarde.- Durante la mañana del jueves 5 de diciembre de 2002, hace ya 16 años, Jean Carlos Pérez, de 23 años de edad, transitaba a bordo de su vehículo Mitsubishi Lancer blanco, junto a su esposa y su pequeño niño, por la calle ocho del sector Santa Cruz de Puerto Cabello cuando recibió una voz de alto.

El hombre se extrañó por la situación y, sin embargo, detuvo el auto por la curiosidad de saber qué requerían los funcionarios que le habían ordenado detenerse.

Archivo Rojo: Un efímero secuestro perpetrado por tres policías
Tres policías estuvieron involucrados en un efímero secuestro / Foto: Cortesía

Resultaron dos funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) y de un PoliCarabobo que, de manera intempestiva, le dijeron que estaba detenido, porque su carro estaba reportado como robado en Acarigua.

Sin mediar más palabras, los dos hombres de civil, acompañados de un uniformado, se lo llevaron hasta una camioneta Ford Blazer verde que estaba a unos pasos de ellos y abandonaron el lugar.

El vehículo supuestamente robado, así como la esposa y el niño del joven Pérez quedaron en esa calle, para añadirle una irregularidad a la situación.

Así las cosas, arrancaron, y a los pocos metros del sitio, se develó el objetivo. Frases como “Tú estás secuestrado” y “Sabemos quién es tu papá” y “Queremos una recompensa” se precipitaron como una cascada de acontecimientos de la que el hombre llegó a pensar que no saldría con vida.

Un efímero secuestro

Resulta que los tres funcionarios enfilaron una serie de improperios y amenazas contra el chico a quien le solicitaron que les pagara la suma de siete millones de bolívares, todo un dineral en la época, para dejarlo ir sano y salvo.

Pero Jean Carlos no contaba con ese dinero para el momento y conminó a los hombres a recurrir a la casa de su padre para que éste saldara la petición.

Archivo Rojo: Un efímero secuestro perpetrado por tres policías
El efímero secuestro de Jean Carlos duró tan solo unas horas / Foto: Cortesía

Se llegaron al lugar en que vivía el progenitor, un conocido comerciante porteño de nombre Nelson, dueño de una famosa ferretería de la ciudad, a quien le dijeron que la vida del muchacho dependía del dinero, pero el comerciante se negó rotundamente, mientras que los agentes se llevaron por la fuerza al hijo.

Enseguida, el señor, de apellido Pérez, llamó a algunos conocidos de la policía científica porteña que rápidamente, por las señas ofrecidas por el denunciante, lograron identificar a los involucrados y sus identidades.

En cuestión de un par de horas, los agentes del Cicpc porteño estaban negociando la entrega de Jean Carlos Pérez en las cercanías de la refinería El Palito, donde finalmente resultaron capturados los raptores.

Los involucrados en el hecho

Debían necesitar mucho dinero para atreverse a realizar un secuestro en circunstancias en que sus rostros y movimientos se vieron tan expuestos.

Lo cierto es que se trataba de un inspector y de un sub-inspector del Cicpc del Guárico, de quienes las autoridades policiales que los detuvieron no ofrecieron mayores detalles, aunque trascendió que uno de ellos se apellidaba Bastidas.

Los agentes guariqueños creyeron que sería fácil sacarle el dinero al comerciante porteño y, para ello, se llegaron hasta la ciudad costera aprovechando que uno estaba de reposo médico y que el otro disfrutaba de su día libre para acometer aquella aventura.

Para ello, como ya se ha dicho, contaron con la ayuda de un efectivo de la Policía de Carabobo llamado Cruz Vargas, quien estaba adscrito al módulo Libertad, ubicado en Puerto Cabello.

Resultó efímero su secuestro y esquiva la recompensa, en un caso que paró en las manos del fiscal Oscar Álvarez, a cargo de la Fiscalía Octava del Ministerio Público carabobeño, y que dañó para siempre el récord de tres supuestos defensores de la ley.

Te puede interesar: Archivo Rojo: Dos escopeteros murieron el mismo día en Gañango

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
VIAFrancisco Javier Figuera
FuenteRedacción web
Compartir