Asesinas seriales: «La abuelita sonriente» que mató a sus esposos

Su larga lista de crímenes incluye víctimas de su entorno inmediato como cuatro de sus cinco esposos, su madre, su hermana, su nieto y su suegra.

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
Asesinas seriales
Nannie Doss la abuelita sonriente que le arrancó la vida a 11 personas / Cortesía: Famous People

Notitarde.- Ver a una dama entrada en años inspira ternura y confianza, es costumbre que las abuelas estén rodeadas de ternura y amor, pero jamás de un odio reprimido que las convierta en asesinas seriales.

Su nombre era Nannie Doss, el que la conoció jamás imagino que tras su cara de bondad se escondía una mujer con bajos deseos e instintos asesinos que le darían un lugar en la historia bajo el apodo de la «La abuelita sonriente».

Su larga lista de crímenes incluye víctimas de su entorno inmediato como cuatro de sus cinco esposos, su madre, su hermana, su nieto y su suegra.

Nannie Doss

Asesinas seriales que impactan

Entre los años de 1920 y  1954 asombró a muchos por la falta de sentimientos y la crueldad con la que esperaba el deceso de sus allegados.

Se pudo conocer que, realizaba una infusión de arsénico, un potente veneno, que administraba por medio de la alimentación, con la espera de cada bocado sus bajos instintos se nutrían lentamente hasta llegar al clímax con la inminente muerte.

Fue conocida como “La abuelita sonriente” puesto que durante los interrogatorios siempre reía alegremente.

Cuando le preguntaron por qué mataba a sus esposos ella respondió “Estaba en busca del hombre perfecto, el verdadero romance de mi vida”.

Varios estados del país norteamericano fueron testigos de sus ansias de muerte como Alabama, Carolina del Norte, Kansas y Oklahoma.

Confesión sin remordimientos

Resultado de imagen para Nannie Doss,

Al ser capturada en octubre de 1954, Nannie confesó todos sus crímenes y los psiquiatras concluyeron que estaba en condiciones de ser procesada y que había matado con absoluta sangre fría.

Asimismo, sabía lo que hacía, pero su percepción de la realidad estaba deformada por una personalidad sociópata, que comenzó a gestarse durante su infancia, alimentada por la fría distancia de su padre y por la dureza de la educación basada en el fanatismo religioso, que puede resultar aterradora y traumática para los niños.

Incapaz de sentir empatía ni culpa, Nannie eliminaba de su vida a todo aquel que considerara un estorbo sin borrar la sonrisa de su rostro.

Encontró el fin de su maldad cuando se e condenó a cadena perpetua el 17 de mayo de 1955. Diez años más tarde murió de leucemia el 2 de junio de 1965.

No dejes de leer: Asesinos seriales: Conoce a Jack el Destripador el terrible asesino de prostitutas en Londres

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.