Así era la escuela de asesinos que fundó el John Wayne venezolano

Jhon Gregorio Wade León se burló por 20 años de la policía

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
Escuela Notitarde
El legendario delincuente logró fundar su propia escuela de sicarios. Foto: MIJ

Notitarde.- Nadie se explica cómo un delincuente de provincia por 20 años se burló de la policía y llegó a fundar la única escuela de sicarios de Venezuela.

El John Wayne venezolano, cuyo nombre de pila fue Jhon Gregorio Wade León, falleció el domingo a los 54 años de edad. Durante dos décadas sembró de pánico diversas poblaciones del estado Zulia.

Sin embargo, murió en un enfrentamiento con el Cicpc lejos de sus dominios. En el Distribuidor Angosturita, en Puerto Ordaz, acabaron sus andanzas.

En el municipio La Cañada de Urdaneta del estado Zulia armó su imperio delictivo. Las autoridades no han podido precisar la cantidad de homicidios que ordenó ejecutar. Cifras conservadoras se atribuyen cerca de cien asesinatos.

Descendiente de padres trinitarios dio sus primeros pasos en el mundo delictivo de la mano del sicario Luís Leal. Al fallecer su mentor tomó las riendas de la banda y decidió emular la exitosa estructura organizativa del cartel de Cali.

Sicarios en la escuela

Sus coterráneos aseguran que John Wayne llevó una vida de película. Los nóveles aspirantes a ingresar a la organización criminal debían cumplir con ciertas cualidades. Los candidatos a sicarios primero tenían que ser diestros en la conducción de motocicletas. En las fincas funcionaban las escuelas donde les enseñaban a perfeccionar las destrezas en el arte de matar. Aprendían a no sentir piedad, compasión ni lástima por nadie. La misericordia no figuraba en su vocabulario.

La estructura criminal de Wade León fue mucho más compleja. Mientras un grupo de hampones se encargaba de extorsionar por teléfono, otro cobraba a las víctimas. Un tercer segmento de delincuentes amedrentaba con granadas y disparos a las casas. El gremio de los comerciantes fue el más azotado. Los contratistas petroleros formaban parte de la lista de “vacunados”.

Célebres fueron los enfrentamientos entre bandas que pretendían disputarles los territorios. Se cree que en los últimos años decidió coordinar sus negocios a distancia desde los estados Aragua y Bolívar.

En pocos años los delincuentes egresados de la escuela de sicarios se disgregaron por todo el país. Siempre salía bien librado de los allanamientos. El Bloque de Búsqueda regresaba con las manos vacías. Sus paisanos denunciaban que policías corruptos le avisaban cuando estaban próximos a detenerle.

La Policía Internacional (Interpol) buscaba al maestro de los sicarios a través de una alerta roja. Uno de sus hijos Jhon Andrews Wade ocupó su lugar. Vecinos y comerciantes de la zona siguen bajo el régimen extorsivo.

También te puede interesar: La triste historia de la empresaria gallega que se iba del país y la mataron en Mariara

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.