Ataques contra estatuas coloniales elevan la tensión racial en Sudáfrica

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Johannesburgo, 9 abril 2015.- Los ataques con pintura a varias estatuas coloniales y el llamamiento al derribo de símbolos de la dominación blanca por parte de activistas negros han provocado un acalorado debate en Sudáfrica y han elevado la tensión racial en varias ciudades. 

La estatua ecuestre de Louis Botha, el primer ministro de la Sudáfrica colonial, frente a la sede del Parlamento en Ciudad del Cabo amaneció hoy manchada de pintura roja y amarilla, después de un miércoles de controvertidas manifestaciones en defensa de estos símbolos. 

Los diarios locales recogen los ecos de la concentración ayer ante el monumento al caudillo afrikáner Paul Kruger en el centro de Pretoria de más de un centenar de activistas afrikáners, que protestaron contra el reciente ataque con pintura a la estatua. 

La manifestación devolvió al centro de Pretoria banderas tricolores de la Sudáfrica segregacionista y contó con la presencia de "boers" (granjeros) vestidos con uniformes paramilitares que prometieron defender su patrimonio cultural. 

La promotora del acto, la combativa cantante afrikáner Sunette Bridges, pidió que se detenga al diputado del populista Luchadores por la Libertad Económica (LLE), Julius Malema, por su llamamiento a derribar todas las esculturas coloniales. 

Un acto similar tuvo lugar ante la estatua al pionero de los colonos holandeses en Ciudad del Cabo, Jan van Riebeeck, ante la que un grupo de afrikáners y miembros del partido que dice defender sus intereses, el Frente por la Libertad Plus (VF+, en afrikáner), clamaron contra la destrucción de su patrimonio cultural. 

La polémica en torno a las esculturas que celebran el colonialismo y la dominación blanca estalló en Sudáfrica el mes pasado cuando estudiantes negros de la Universidad de Ciudad del Cabo iniciaron una agresiva campaña para que se retirara del campus la efigie del líder colonial británico Cecil John Rhodes. 

Sus acciones consiguieron que el senado de la institución -acusada de seguir estando copada por blancos más de veinte años después de la caída del "apartheid"- decidiera retirar la estatua y abrieron el debate sobre la presencia de otros símbolos similares en el espacio público. 

Las juventudes del gobernante Congreso Nacional Africano (CNA) presentaron poco después un petición para retirar del centro de Pretoria la estatua de Kruger. 

El memorial en la ciudad suroriental de Port Elizabeth a los caballos que murieron durante la guerra entre ingleses y afrikáners entre finales de los siglos XIX y XX sufrió esta semana un ataque que fue reivindicado por militantes del LLE. 

El soldado colonial que ofrece agua al caballo en la estatua fue arrancado del suelo y arrojado al pie del memorial. 

Días antes, una efigie del rey Jorge V de Inglaterra fue rociada con pintura blanca en una universidad de KwaZulu-Natal, en el este del país.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir