Balance 2017

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
Saúl Ortega
Saúl Ortega

Definitivamente resulta cortísima esta página o este espacio para hacer un balance político de un año como el 2017, que ha sido intenso, complejo y difícil en todos los órdenes de la vida del país. Sin embargo, no queríamos cerrar el año sin llamar la atención sobre algunos aspectos a nivel internacional, hay que observar el comportamiento de nuestros enemigos, su agresividad y la constante política de injerencias e intervención directa en los asuntos internos de la patria, todo dirigido desde Washington con sus aliados, las potencias colonialistas de Europa, por supuesto, la derecha latinoamericana y el papel destacado de organismos multilaterales como la Organización de Estados Americanos (OEA) para esta práctica.

En este sentido, se puede cerrar a nivel internacional con que el frente enemigo está cada vez más agresivo; no obstante, son muchas las derrotas que han saboreado y eso los hace más peligrosos y más agresivos. Saquemos, por ejemplo, el caso de la OEA, el señor Almagro se ha destacado con pronunciamientos por órdenes del Gobierno Norteamericano en contra, pues, de todos los éxitos que hemos tenido a nivel nacional y las derrotas que tiene en sus haberes.

Igualmente, el señor Trump, en este momento, la coyuntura no deja de ser interesante. El señor Trump ha desatado los demonios cuando interviene y de alguna forma borra lo que han sido éxitos de la comunidad internacional para la solución de conflictos, me estoy refiriendo al tema álgido del problema Árabe-Israelí con relación a Palestina. También, el tópico del acuerdo nuclear y desarrollo Iraní, así como el acuerdo de París para el cambio climático. El tema de las dos Corea, me refiero de igual manera al tema de Cuba y los acuerdos logrados por el presidente Obama.

Ahora, en el ámbito nacional tendríamos que revisar las fuerzas que se nos oponen, las fuerzas enemigas, éstas, han sufrido derrotas importantes en todos los órdenes, tenemos que el 2017 fue considerado como un año agresivo en todos los niveles, con el terrorismo convocado por las fuerzas más reaccionaras de la derecha pro-imperialista venezolana.

No solamente, la activación del proceso constituyente acabó con la violencia en las principales ciudades, sino que abrió un camino de victoria que lo hemos visto en las elecciones de gobernadores y gobernadoras, posteriormente de alcaldes y alcaldesas.

De igual manera, se puede decir que en el campo de nuestras fuerzas, hay una moralización de las fuerzas revolucionarias que están en el nivel de dar el combate y en las alturas de las exigencias que se les planteen.

Por supuesto, que no se puede dejar por fuera lo que son los daños colaterales e intensos de este conflicto que hemos vivido los venezolanos, se trata de que la guerra tiene matices políticos, económicos, diplomáticos y mediáticos; refiriéndome a la guerra económica que prácticamente han bloqueado los bancos que tiene de referencia la República para honrar los pagos para traer los bienes y servicios, especialmente comida y medicina, así como repuestos y otros rubros necesarios y fundamentales para el funcionamiento de la vida en la patria.

Bueno, estamos ante una práctica de terrorismo económico que ha dejado huellas profundas en el empobrecimiento de la familia venezolana al punto que hoy, a pesar del esfuerzo del gobierno de luchar contra la especulación y usura, a pesar del esfuerzo del presidente Nicolás Maduro en reiterados aumentos salariales, sin embargo estas medidas no han podido detener los efectos negativos de una guerra económica criminal y desatada por la oligarquía venezolana y el imperialismo a través de la página El Dólar Today.

Hoy, tenemos a muchos venezolanos viviendo en el umbral de la pobreza, muchas familias que han visto grandes penalidades y necesidades, las cuales han sido producto de esta criminal política, sin embargo hay que reconocer que nuestro pueblo no se arrodilla y no será por hambre que las fuerzas reaccionarias van a quebrar la voluntad política de nuestro pueblo para que entregue nuestro legado de independencia, soberanía y firmeza de seguir siendo un pueblo libre.

Así que mi reconocimiento a nuestro pueblo por las batallas que hemos dado en el 2017, que le hemos abierto caminos a la paz y seguramente el 2018 será el año de nuestra recuperación y de nuestra significación. Finalmente quiero darles mis mejores deseos a los lectores de esta página, porque el próximo año sea un año de prosperidad, venturoso, amor, acompañamiento y felicidad para todos los venezolanos. Feliz 2018.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir