Bicentenario permite a clientes comprar solo una vez por semana

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Valencia, junio 5.-  Algunos dicen llegar desde las tres de la mañana para asegurarse uno de los aproximadamente mil números que encargados del abasto Bicentenario del Espacio La Ceiba, en la avenida Bolívar, reparten diariamente para poder entrar y comprar unos productos de la cesta básica regulados: harina de maíz, leche, azúcar, arroz, aceite vegetal, carnes y pollo. Las colas son interminables y tienen derecho de asistir una vez a la semana.

Keyla Mejías, sin temor a la prensa, exclamó que todo lo que se vive en las colas es el modelo de lo que considera "la patria bonita, de la que habla el Gobierno Nacional.   Tengo 8 meses de embarazo, no consigo pañales, y de paso, tengo que venirme a pasar trabajo para comprar un kilo de leche, o lo que consiga; eso no es justo".

Mientras que Diana Uzcátegui, junto a sus tres infantes, pudo conseguir un número, después de varios intentos fallidos días atrás. "Hoy soy la 185 y llegué a las seis de la mañana; el lunes vine y solo dieron 300 números, quedándome por fuera. Aquí los trabajadores del local nos tratan mal. Es una situación muy difícil", afirmó.

Cabe recordar que en este Bicentenario las personas son fichadas por su número de cédula, como registro, para que solo puedan acceder al beneficio semanalmente; sin embargo, existen denuncias de reventa de números y falsificación de documentos de identidad por parte de terceros para aprovecharse y adquirir los productos en mayor cantidad. Los extranjeros no legalizados son excluidos del sistema; uno de ellos -en anonimato- expresó su malestar, y reveló que debe usar cédulas "montadas" para poder ingresar al establecimiento público.

La inseguridad los acompaña
Aunque se observó la presencia de efectivos de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), los usuarios alertaron que en los alrededores del mercado la delincuencia hace de las suyas, y que con ese flagelo deben lidiar cuando asisten.

En Bicentenario de El Trigal es por terminal de cédula
Una situación similar se vive en la sucursal de la red Bicentenario ubicada en El Trigal. Allí decenas de personas esperaban este jueves para ser atendidas y poder comprar: harina de maíz -cuyo stock se terminó a eso de las once de la mañana-; aceite vegetal, azúcar y leche. Estos productos regulados podían llevarse en par por cada uno. Sin embargo, a diferencia del Bicentenario de La Ceiba, ahí el control diario es por el terminal de la cédula, y los números repartidos no sobrepasan los 400. Los fines de semana puede acudir cualquier persona, si ésta no ha facturado allí en la semana.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir