Bill Clinton dice que fue un honor haber sido amigo de García Márquez

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Nueva York, 17 abril 2014.- El expresidente estadounidense, Bill Clinton, aseguró estar "entristecido" por el fallecimiento del escritor colombiano Gabriel García Márquez, y afirmó que fue un honor haber sido su amigo. 

Clinton, en un comunicado, afirmó que, desde la primera vez que leyó "Cien años de soledad", hace más de cuarenta años, "siempre me sentí maravillado por sus dotes únicos de imaginación, claridad de pensamiento y sinceridad emocional". 

García Márquez "capturó el dolor y la alegría comunes a toda la humanidad en escenarios a la vez reales y mágicos. Me sentí honrado de ser su amigo y de conocer su gran corazón y su mente brillante durante más de veinte años", añadió. 

"Mis pensamientos están con Mercedes y con su familia, y con sus amigos y admiradores en Colombia y por todo el mundo", concluyó Clinton. 

Bill Clinton decía con frecuencia que "Cien años de soledad" era su libro favorito. 

En su obituario publicado en su página digital, el diario New York Times, recuerda que Estados Unidos prohibió la entrada a García Márquez durante más de tres décadas, supuestamente porque había militado en el Partido Comunista de Colombia. 

Esa prohibición fue anulada después de que Clinton invitó a García Márquez en 1994 a la isla de Martha's Vineyard (Massachusetts), uno de los enclaves turísticos más exclusivos del país, donde pasaba unas vacaciones. 

Clinton cenó con el autor colombiano y con el escritor mexicano Carlos Fuentes, así como con el exministro mexicano de Relaciones Exteriores, Bernardo Sepúlveda, una reunión en la que se dialogó mucho sobre temas de América Latina, según informó entonces la Casa Blanca. 

La cena tuvo lugar en agosto de 1994, en la casa que el escritor estadounidense William Styron, fallecido en 2006 y autor, entre otras obras, de la novela "La Decisión de Sophie", tenía en esa isla.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir