Brasil se vistió de blanco para recibir 2015 entre fuegos artificiales y calor

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Río de Janeiro, 1 enero 2015.- Brasil se vistió hoy de blanco para dar la bienvenida a 2015 entre altas temperaturas, conciertos y fuegos artificiales, que en el caso de Río de Janeiro marcaron también el inicio de las conmemoraciones de los 450 de la fundación de la capital carioca. 

Poco después de la media noche, la celebración en Río Janeiro se vio parcialmente empañada durante algunos minutos cuando una de las balsas que lanzaba los fuegos artificiales desde el mar prendió fuego ante la mirada de dos millones de personas que se reunieron en la famosa playa de Copacabana. 
El incidente no causó heridos y la fiesta prosiguió con diferentes actuaciones musicales distribuidas en 18 escenarios, entre ellas la del cantante Seu Jorge. 

La empresa responsable de iluminar la llegada del Año Nuevo en Río de Janeiro fue la española Pirotecnia Igual, quien utilizó once balsas ancladas a unos 400 metros de Copabacana, una de las cuales fue la que sufrió el incendio después de que, según las primeras hipótesis, un plástico prendiera fuego. 

Para conmemorar los 450 años de la fundación de Río, que se completan el 1 de marzo próximo, los fuegos artificiales escribieron en el cielo el eslogan "Río 450", mientras que el papa Francisco se dirigió a los cariocas a través de un vídeo transmitido durante la fiesta de Año Nuevo. 

El religioso de origen argentino elogió, en un mensaje en portugués, los atributos de la conocida como Ciudad Maravillosa, pero criticó "las contradicciones que manchan esta belleza". 

"Por un lado, el contraste generado por las grandes desigualdades sociales: opulencia y miseria, injusticias, violencia… Por otro, tenemos lo que podríamos llamar de ciudades invisibles, grupos o territorios humanos que poseen registros culturales particulares. A veces parece que existen varias ciudades, cuya coexistencia no siempre es fácil en una realidad multicultural y compleja. Pero delante de este cuadro, no perdamos la esperanza", enfatizó. 

Además de los actos de la noche, durante todo el día cientos de personas realizaron ofrendas florales dedicadas a Yemanjá, la "orishá" o divinidad de los mares en las religiones de origen africano. 

Sao Paulo, la ciudad más poblada de Brasil, también reunió a cerca de dos millones de personas en la Avenida Paulista, la principal arteria de la ciudad, donde fuegos artificiales y actuaciones musicales, como las del cantante Michel Teló, también amenizaron la velada. EFE 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir