Cada dos jueves

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
Doménico Sírica
Doménico Sírica

La Fundación Sirica sugiere

(Siembra en tu jardín)

Hoy desearía hacer una sugerencia como empresario que soy a mi querida y gran familia venezolana, tengo, gracias a Dios, muchos años viviendo en esta mi tierra de bendiciones; llegué a Venezuela muy joven, cargado de sueños e ilusiones, invertí con gusto toda mi energía y mi poca experiencia juvenil en el campo de la construcción como especialista Stuccatore (frisador), hoy en día, además de mi experiencia, conservo aun intacta esta energía, aderezada con el inmenso deseo de ayudar a todos con propuestas e ideas que contribuyan al bienestar de la familia y la sociedad en general.

En la Fundación Sirica desde hace muchos años venimos realizando cursos gratuitos costeados por la fundación, de técnicas y de arte y oficios para mujeres y hombres necesitados, tales como; Electricidad, Corte y Costura, tarjetería y otros oficios que han servido de mucha ayuda, para todos.

En la fundación Sirica, conformada por diecinueve miembros fundadores, hemos decidido retomar este programa social en beneficio de nuestros hermanos venezolanos más necesitados, a petición de algunos graduados de nuestros cursos en años pasados, interesados en que sus hijos y nietos inclusive, reciban una formación en uno de estos oficios como ellos lo recibieron en su momento; ahora con el apoyo de instituciones educativas universitarias como el CUAM cuyo presidente es mi amigo personal el ingeniero Wilfredo Moreno. Sigo dedicado a la construcción, pero el cincuenta porciento de mi tiempo lo estoy dedicando a fortalecer la fundación, mi familia está sólida, mis hijos todos profesionales, casados y con familia (sus hijos, mis nietos), que por cierto tres de ellos se encuentran en el extranjero, ahora, ellos son los musiú (Enzo, Ingeniero Civil, Antonio, Arquitecto, Celeste Milagro del Valle Sirica Herrera, Licenciada en Recursos Humanos -Mi Princesa-); a todos besos y abrazos paternal, al igual que a mis otros tres amados hijos que aún permanecen en el país, que estoy seguro que más temprano que tarde saldremos del atolladero económico en que nos encontramos. Espero que los que aquí permanecen no se vallan, y al contrario, los que están en el extranjero regresen, pero si llegasen a quedarse, por sus propias razones, saben que tienen mi bendición y todo mi amor.

He escrito en este prestigioso diario, Notitarde, como columnista, por cuarenta años, planteando mi humilde opinión sobre distintos temas del país, por eso en esta oportunidad voy a referirme a la grata experiencia de convertir mi jardín en un hermoso huerto hogareño; mis vecinos y mis amigos más cercanos lo conocen, los he agrado obsequiándoles parte de la pequeña cosecha, que, aunque poca alcanza para muchos.

Ahora, voy a hacer algo mejor, daré vida a un proyecto de siembra comunitaria, en un terreno de dos mil quinientos metros cuadrados, donde además construiré una casa hogar para ancianos en la que yo también viviré al lado de amigos, si en los veinte metros cuadrados de mi jardín he sembrado: tomates, pimentón, albahaca, laurel, patilla y melón, imagínense lo que podemos hacer en dos mil metros cuadrados mínimo de terreno, una siembra comunitaria que beneficiará a los que vivamos en la parcela y a los vecinos cercanos.

Ojalá las actuales autoridades regionales y municipales se hicieran eco de esta idea y se involucrarán en el desarrollo de ella, es más, promovieran un programa de huerto familiar, sin politizarlo, e incentivaran a la familia valenciana y carabobeña a sembrar en su jardín o cualquier área que dispongan de su casa, desarrollando la costumbre de la siembra urbana, y aunque no solucionará el problema de abastecimiento, pero será un buen paliativo tanto en lo económico como en lo espiritual.

El venezolano es un ciudadano inteligente con mucha sensibilidad humana y trabajador, tengo más de sesenta años en mi Venezuela bendita estoy agradecido de ella, soy un venezolano más y hasta el último de mis días trabajaré por el progreso y bienestar de mi Venezuela linda, estoy dispuesto a asesorar en este programa y muchos otros al gobierno nacional, regional y municipal, por supuesto de forma gratuita e invito a mis amigos empresarios carabobeños y de otra regiones a participar activamente porque estoy seguro de su alta sensibilidad humana y amor por Venezuela.

He representado muchas veces como maratonista internacional a esta mi patria y pronto lo volveré hacer, con mucho orgullo en mi natal, Italia (Maratón de Nápoles), el próximo mes de agosto.

Dentro de dos jueves les brindaré algunos tics, para que inicien su siembra familiar con éxito y abajo costo. Que Dios los bendiga a todas y a todos y hasta un nuevo jueves.

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.