CaLa: Debemos normalizar los espacios comunicativos

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Notitarde.- Carmen Larrovere me recibió con un fuerte abrazo. Su mascota, una tierna bola blanca de pelusas con patas, se acercó a olerme y lamerme y pensé que en aquella casa ese era el saludo de costumbre. Imposible no sentir la calidez humana (y canina).

Entramos a la sala y el ambiente se tornó más acogedor. Apenas algunos adornos folclóricos dispuestos en perfecta armonía, asomaron, quizá, una preferencia por el arte latinoamericano. Sin embargo, fue en su habitación, que funciona como dormitorio y estudio al mismo tiempo, donde pude advertir algunos de los gustos personales de la artista carabobeña de 29 años.

Sobre la enorme mesa del estudio estaban distintas muestras de su trabajo gráfico y de la pared colgaba un cuadro donde destaca la silueta de un cuerpo femenino: temática que aborda gran parte de su obra.

Estudios del Cuerpo-Paisaje I (2016). Foto: CaLa

Incluso su alias artístico, CaLa, aparte de ser la conjunción de las primeras sílabas de su nombre y apellido, también representa a la flor (alcatraz) que simboliza los genitales masculino-femeninos. Pero mucho antes de expresar temas como la dualidad de género, Carmen Larrovere atravesó un proceso de instrucción en la materia que estuvo a punto de verse mutilado, si no fuese por su rebelde determinación y convicción.

“Toda la vida, desde que generé consciencia, entendí mi habilidad con el arte, pero cuando logré aceptarlo tenía 19 años. Mis padres me habían obligado a estudiar ingeniería y yo no quería. Les planteé la opción de Diseño Gráfico, pero me troncharon todo. Así que terminé estudiando Educación y cuando entré a la mención de Artes Plásticas entendí mejor mi habilidad”, explicó.

¿Qué quieres transmitir con tu obra?

CaLa– Primero la libertad del cuerpo a través del erotismo. En ello hay un poco de sororidad, feminismo, la compresión del género y de uno mismo. La sensualidad y el erotismo están en todo. Ello genera esa dicotomía en la gente donde dicen “¡Eso es muy obsceno!” o “¡Wow! Yo siempre he querido abrirme a esto”.  Por eso yo muestro genitales y demás, porque siempre los vemos a nuestros familiares y a nuestras parejas, pero es un tema tabú.

Al final nos comunicamos a través del erotismo. Nos besamos, nos tocamos, nos abrazamos y nos preguntamos en qué se basa el sexo, aunque el erotismo es más que contacto físico, está en lo cotidiano, en el día a día. Entonces, a través de él busco normalizar los cuerpos.

Siempre lo voy a decir: es imposible que un hombre sí pueda quitarse la camisa y una mujer no. En la sociedad moderna está mal visto. Dicen que si la mujer se quita la camisa puede excitar al hombre… ¿Pero yo no puedo sentirme excitada por un pectoral súper divino que el tipo me está mostrando?

De eso se trata, hay que normalizar los espacios eróticos a nuestro alrededor para sentirnos cómodos y naturales con nuestros cuerpos. Como mujer trato que también las otras mujeres se sientan libres y seguras para llevar a cabo todo lo que desean. Es cuestión de confianza.

Entonces… ¿te consideras feminista?

CaLa–Yo apoyo el movimiento feminista, creo que es un movimiento político bastante interesante. Lo apoyo igual que la lucha de géneros. Pero realmente, no me rijo estrictamente por ninguna religión, política o ideología. Me siento libre de escoger. Si es necesario participar en un espacio, lo estudiaré para poder participar propiamente, como en el mundo artístico (…) Ciertamente, todavía en el arte los hombres son más vistos que las mujeres.

Ellas han luchado, pero les cuesta mucho mostrarse, como en el caso de Ana Mendieta, una gran artista que  fue “grotesca” y directa con su mensaje. Ella utilizó la violencia que, al igual que el erotismo, está en todas partes. Pero en el plano artístico fue muy mal visto, porque siempre quieren ver lo bello en lo estético.

Frontal. Serieamarilla (2014). Acrílico sobre papel. Foto: CaLa

Además de Ana Mendieta… ¿quiénes han sido tus principales influencias?

CaLa–Luis Noguera es el principal. Desde que pude tener contacto con él logré adquirir muchos conocimientos sobre el dibujo, gerencia cultural, introspección y trabajo colectivo. Luego está Esmelyn Miranda. Él me dijo algo que ha sido muy importante. “Anótalo todo, siempre”. Hizo mucho énfasis en que uno debe tener registros de todas las ideas.

Otros de los principales es Dalí aunque sea muy “Pop”, pero estudiarlo y entenderlo más allá de lo típico me hizo apreciar sus grandes capacidades. También sigo mucho el trabajo de Germaine Krull, una fotógrafa alemana que aborda el tema femenino y las estructuras.

A la hora de trabajar… ¿con cuál de las ramas del arte te sientes más cómoda?

CaLa–No se trata de con cuál me siento más cómoda, sino en cómo quiero expresar una idea. A través de la fotografía, el video arte, el dibujo, el grabado, la pintura, las ilustraciones, el arte gráfico en general. No me encasillo en el óleo y los fondos blancos, no. Utilizo los materiales que tenga a la mano, como ahora que estoy usando creyón, rotulador y marcadores sobre papel fotográfico. Nada va de la mano, pero genera una composición. Siempre estoy dispuesta a experimentar para poder producir.

Comprendiendo la situación por la que atraviesan las universidades en Venezuela… ¿Qué opinas sobre los jóvenes que quieren estudiar artes?

CaLa– Creo que siempre hay formas de estudiar. La Escuela de Artes Plásticas Arturo Michelena (pública) todavía está activa, pero muchos no saben que existe. También está la misma Universidad de Carabobo, la Universidad Arturo Michelena, el Instituto de Diseño Valencia y el Tecnológico Monseñor de Talavera, si hablamos de Valencia. Pero claro, ahorita uno de los mayores problemas es conseguir el efectivo para movilizarse todos los días hacia estos centros de educación, y el otro, es que muchos perdieron confianza en las instituciones, no consideran que pueden adquirir buenos conocimientos.

 

Recuerdos Postales (2016). Mixto sobre papel.. Foto: CaLa

¿Crees que bajo el actual panorama socioeconómico del país vale la pena pensar en el arte?

CaLa–Obviamente los movimientos artísticos se ven aislados porque las políticas que se han generado desde Chávez y Maduro han hecho que sean nulos. Es decir, no hay nada más allá de una figura socialista-comunista. Chévere, le puedes hacer mil murales a la comunidad, ¿pero tú como individuo qué haces? Puedes darle a un niño tres clases de dibujo, pero después de ese dibujo y del muralito… ¿qué va a aprender? Que todos somos indígenas, que todos somos barrio, y todos andamos como nos da la gana porque esa es la “libertad del comunismo”.

Debemos enseñar los valores del trabajo a través del arte y el pensamiento creativo. Hay que enseñarle al individuo a conocer lo que quiere para él y para su sociedad, con conciencia del impacto que ello puede generar con el tiempo. Por eso hay que seguir generando espacios de expresión. Y hablo del pensamiento creativo porque ahorita está difícil conseguir materiales tradicionales y debemos abrirnos a otras opciones para concretar ideas, empezar a ejecutar obras desde lo que se tiene.

Ahora más que nunca debemos ser solidarios con el otro, saber que estamos en una posición donde si no nos ayudamos, no avanzamos. No se trata de hacer a un lado la situación por la que atraviesa el país. Lo que en realidad debemos entender es que mediante el trabajo se arreglan los problemas. Y la única forma de trabajar es haciendo.

Puedes ver más ver de cerca el trabajo de Carmen Larrovere en su cuenta de Facebook, Instagram, y Behance.

 

No dejes de leer: Finalizó exposición de arte “Camarada Picasso”

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
FuenteFrancis Gabriela Tineo
Compartir