Cambia ligeramente tus hábitos para perder de peso

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Especial, 3 enero 2014.- Arrancó el año y con este, un sinfín de propósitos por cumplir. Si andas en la onda fitness y te cuesta cambiar tus hábitos, empieza por pequeñas acciones. Una a una, irás agarrando confianza hasta lograr el objetivo deseado. Toma nota de estos tipos a continuciación, para incluir en tus rutinas:

Utiliza platos azules

Los colores amarillos y anaranjados nos estimulan a comer más, por esto son los utilizan en las cadenas de comida rápida, para que tengas ganas de comer, comer y comer. En cambio, los platos azules psicológicamente te inducen a comer menos.

Desayuna huevo

Cambiar el sándwich o la arepa por huevos te puede ayudar a perder 65% más de peso. Aquellas personas que comen huevo en la mañana pierden peso, grasa corporal y unos centímetros extra en la sección media que quienes consumen la misma cantidad de calorías en forma de sándwich. Esto se debe a la alta cantidad de proteína presente en los huevos.

Utiliza un plato pequeño y un tenedor grande

Cambia tu percepción de lo que estás comiendo y mentalmente registras que estás comiéndote un platote de comida, cuando en la vida real estás reduciendo porciones. Llena tu plato pequeño de comida hasta que tu estómago se reduzca porque se acostumbró a sus nuevas porciones.

Apaga la tele

Ya esto es algo que sabes. Si te distraes mientras comes, no te das cuenta de lo que te estás llevando a la boca, así que apaga la tele, cierra el libro y guarda el teléfono para que puedas prestar atención a cada bocado, masticarlo bien, sentir los sabores y dedicarle toda la atención al momento de comer.

Concéntrate en el futuro

Te provoca demasiado esa torta de chocolate del carrito de postres. ¿Qué prefieres? ¿Sentirte bien ahorita que te la estás comiendo con un gustazo tremendo o sentirte bien de aquí a un mes cuando hayas reducido tu talla de pantalón? Poner estas cosas en la balanza nos ayudan a concentrarnos en la meta final y cambiar nuestro modo de pensar acerca de ese antojo que tenemos.

Sin mayonesa, por favor

Dejar de consumir salsas como mayonesa, kétchup, holandesa, de queso, de maíz y pare usted de contar, te quitan unas 100 calorías diarias. Solo tomando ese paso, puedes perder cinco kilos en el año. Nada más con eso, entonces ¿por qué no añadirlo a la lista de propósitos? Cinco kilos menos no le han hecho daño a nadie.

Aléjate poco a poco de las comidas procesadas

Todo el show de botar la comida que es mala para ti a la basura solo pasa en la televisión, además, estamos seguras de que tu mamá te advirtió que no debes desperdiciar la comida, pero sí es bueno que poco a poco, vayas cambiando esos alimentos procesados, vacíos de nutrientes, por frutas frescas, yogurt, vegetales y hummus.

Entrena en intervalos

Son entrenamientos de alta intensidad, que consiste en 20 segundos de cardio tan rápido que te quieres morir, seguido de 10 segundos de descanso, repitiendo el ciclo 8 veces. Cuando saltas cuerda, montas bicicleta o trotas en intervalos, tu cuerpo sigue quemando calorías aún después de que hayas terminado de ejercitarte.

No te jubiles los fines de semana

“Me porté bien esta semana, así que sí quiero esa hamburguesa doble con extra papas y de postre brownie con helado” y 1, 2, 3, así de fácil te metiste todas las calorías que quemaste con los intervalos que empezaste a hacer. Está bien que tengas una comida de trampa, pero una comida no es todo un fin de semana. Además, si los vas sumando, comer mal y no ejercitarte viernes, sábado y domingo resulta en 12 días libres al mes y eso es demasiado si queremos lograr ese propósito de año nuevo.

Desestrésate

Mucho estrés podría actuar en detrimento de tu pérdida de peso. Cuando te estresas, produces cortisol y eso hace que tu cuerpo se aferre a la grasa como si no hubiese mañana y la mantenga bien almacenadita en caderas, abdominales y muslos. Si no tienes tiempo de meditar una hora, cierra los ojos durante 10 minutos y repite un mantra como “relájate” o “déjalo ir” y repítelo mentalmente mientras respiras lentamente. Eso y música instrumental o con una voz muy suave a la que no le prestes atención es la combinación ganadora para dejar tus preocupaciones atrás.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir