Caracazo de la Revolución

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Cuando sucedió el denominado Caracazo, que el próximo 27 cumplirá 26 años de haber estallado,  fresca estaba aún la “coronación”, tal calificaban  la Juramentación del adeco Carlos Andrés Pérez (CAP) como Presidente.  Era la primera crisis de lo que sería su complejo segundo período para el cual fue electo con 3.868.843 votos (52,89%), entre 24 candidatos, de quienes el segundo lugar lo ocupó el copeyano Eduardo Fernández con 2.955.061 (40,40%). A la toma de posesión realizada 25 días antes, asistieron 20 jefes de Estado entre quienes sobresalió Fidel Castro. Para el entonces jefe del Estado Mayor del Ejército, general Carlos Julio Peñaloza, el dictador no solo preparó lo que sería rebelión popular, sino que entregó armas que trajo en aviones propios.

Para apaciguar grave situación económica CAP presentó programa de ajustes llamado el Paquete, atribuido a Miguel Rodríguez, ministro de Cordiplan, con el fin de obtener 4.700 millones de US$ en los próximos 3 años y refinanciar la deuda externa. Comprendía decisiones sobre política cambiaria, comercio exterior, liberación de las tasas de interés hasta un tope temporal fijado en el 30%; determinación de tasa de cambio en mercado libre de divisas y realización de todas las transacciones con el exterior a la nueva tasa flotante; liberación de precios de todos los productos a excepción de 18 de la cesta básica; incremento gradual de tarifas de servicios públicos: teléfono, agua potable, electricidad y gas.

El 26 de febrero el titular de Energía y Minas, Celestino Armas, anunció alza en 30% de precios de la gasolina e incremento de tarifas del transporte público urbano e inter-urbano, también en un 30%, válido para 3 meses siguientes, después de los cuales podrían aumentarse hasta el 100%.

Igual se contemplaba aumento del salario mínimo a Bs. 4 mil en el área urbana y a Bs. 2 mil 500 en la rural.

Al amanecer del 27 se manifestó el descontento con protesta en Guarenas. El pasaje a Caracas pasaba de Bs 6 a 18. La disconformidad no tardó en extenderse con disturbios en Caracas, La Guaira, Maracay, Valencia, Barquisimeto, Mérida, Maracaibo, San Cristóbal, Puerto La Cruz, Cumaná, Anaco, Barinas, Ciudad Guayana, Los Andes.

Hubo saqueos en los establecimientos para aprovisionarse de productos que escaseaban: leche, azúcar, café, harina pan, aceite, entre otros.

Policía, Ejército y Guardia Nacional, tenían órdenes de reprimir. Con el Plan Ávila se puso a la Capital bajo ley marcial y se habilitó a militares a disparar a manifestantes. Se suspendidas las Garantías.

La revuelta se prolongaría hasta el 8 de marzo con el trágico saldo de 300 muertes, 2 mil desaparecidos y miles de heridos. Pérdidas materiales sobrepasaron los 5 mil millones de bolívares.

Militares que ejercen mando reivindican la rebelión que se dice promovida por el Castrocomunimo, pero actuaron como represores. Uno de los juramentados para el golpismo, mayor Felipe Antonio Acosta Carlez, murió cuando combatía los disturbios en El Valle. CAP lo ascendió Post-Mortem a Teniente Coronel. Quien los lideraba, mayor Hugo Chávez dijo estar de reposo por Lechina. Para más extrañeza no terminan de indemnizar a víctimas.

Vergüenza da que las causas del Caracazos, no superan a las de hoy.

 

AL MARGEN. Después de sentenciar al narcotraficante Walid Makled, la Fiscalía ordenó detener al juez Alí Fabricio Paredes, el ensañado contra su colega María Lourdes Afiuni.
 

E-mail: [email protected]

Twitter: @albertojordanh

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir