?Caracha negro! Se nos fue Tío Simón

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Valencia, 19 febrero 2014.- Este miércoles se nos fue el tío de toda Venezuela, nuestro querido "Tío Simón". Cantante, músico, compositor y coplero, mundialmente conocido por el rescate de la Tonada Llanera y por canciones como: "Caballo Viejo", "Mercedes", "El alcaraván", "Mi querencia" y  "La vaca mariposa", o por el programa que acompañó la niñez de muchos… "Contesta por Tío Simón".

"Con lágrimas le anuncio al país que mi amado padre partió esta mañana, en paz", publicó en su cuenta de Twitter Bettsimar Díaz, hija y manager de Narciso Díaz Márquez, mejor conocido como   Simón Díaz, quien se fue a protegernos desde el cielo a sus 85 años.

Desde ayer a las 5 de la tarde, se le dice adiós en el Cementerio del Este en Caracas, donde será sepultado el viernes a las 3 de la tarde. 
Simón fue uno de los ocho hijos del matrimonio de Juan Díaz y de María Márquez de Díaz. La música y el campo fueron parte importante para él desde siempre.

Fue reconocido por su habilidad para improvisar coplas y tonadas que escuchaban los vecinos desde que era un niño, allá en San Juan de los Morros,  donde se crió, alargó sus pantalones y se hizo hombre, como alguna vez contó; sin olvidarse nunca de su "pueblito" Barbacoas, ese terruño del  estado  Aragua que lo vio nacer el 8 de agosto de 1928, y que le sembró la sencillez que lo caracterizaba.

En casa, con la enseñanza y el cariño de sus viejos, se formó como músico, y su padre, quien tocaba el cornetín en una banda del pueblo, le transmitió el cariño por la música y lo animó a tocar el cuatro, a escribir, cantar boleros… y más.

La Orquesta Siboney, en San Juan de los Morros, lo acompañó a los 17 años y mientras se ganaba la vida como boxeador, vendedor ambulante o trabajando en un banco como cajero, se inscribió en la Escuela Superior de Música, donde recibió clases bajo la dirección del maestro Vicente Emilio Sojo.

A mediados de los años 50, el "Tío Simón" ya era conocido en todo el país por su programa de radio "El Llanero", donde cantaba sus propios temas y nos hacía reír con su excelente humor de comediante, un espacio que lo dio la popularidad de la que gozó el resto de su vida. Tiempo en el que ya trabajaba en teatro, televisión y cine; desarrollo profesional que mantendría y que le brindó el papel protagónico en cinco películas y un gran éxito en televisión.

Esa carrera en la pantalla chica inició en 1960 con el reconocido programa "La quinta de Simón", que se transmitió por 30 años, junto a otros que promovían la música y tradiciones de Venezuela.

"Contesta por Tío Simón", fue el más popular de sus programas, un hijo más para Simón Díaz, que se transmitió por Venezolana de Televisión entre 1970 y 1980, y por él que se ganó el apodo de "Tío Simón".  En este espacio educaba a los niños sobre la música y el folclor venezolano. En él se disfrutaba cada día, sentías que estabas en la casa del tío, te hacía reír y llorar, te cantaba, y hasta regañaba, pero sobre todo te enseñaba a amar a Venezuela cada vez más, un rincón de tu casa que llegaba a ti para hacerte sentir el amor de tu familia y de tu país.

Simón se dedicó a estudiar, componer y difundir la Tonada Llanera, convirtiéndola en un género musical auténtico con el que han conseguido expresarse grandes de la música como Franco De Vita, Cheo Feliciano, Gilberto Santa Rosa, Danny Rivera, Ednita Nazario, Caetano Veloso, entre otros. 

Además, su récord discográfico cuenta con más de 70 producciones musicales, donde también incorporó el tango y compuso las célebres gaitas que año tras año formaban parte de la tradición decembrina, donde el principal ingrediente al preparar las hallacas y compartir entre amigos y familiares era la melodía del "Tío Simón".

Compartió el escenario con artistas como Mario Moreno "Cantinflas", Plácido Domingo, Lucho Gatica, Marco Antonio Muñiz, Joan Manuel Serrat, Mercedes Sosa, Atahualpa Yupanqui y muchos más.

Representó al país en Francia, Inglaterra, España, Polonia, Hungría, Irak, Estados Unidos, México, Panamá, Puerto Rico, Ecuador, Chile, Brasil, Cuba y Colombia. Su popular y mundialmente famoso "Caballo Viejo" tiene más de 350 versiones que han puesto el nombre de Simón Díaz a sonar en el mundo entero, convirtiéndose así en uno de los compositores más valiosos y universales de América Latina y referencia de la historia popular venezolana.

En 1998 celebró los 50 años de vida artística, en el cual participaron otros destacados colegas suyos. Fue distinguido con la más alta condecoración que otorga el Estado venezolano, la "Orden del Libertador en su Orden de Gran Cordón", el único artista nacional al que se le haya impuesto dicha distinción. En 2008, recibió el Grammy Latino a la Trayectoria, gracias a la postulación desde un portal de Internet donde se recaudaron firmas.

Estuvo alejado de los escenarios en los últimos cinco años desde que se enfermó. Fue diagnosticado con Alzheimer, lo que puso final a sus actividades empresariales y artísticas. 

Será por siempre el amoroso esposo de Betty y de sus tres hijos, Simón Jr., Bettsimar y Juan Bautista Díaz, quienes le regalaron para alegrar cada día de su vida a sus nietos Gabriela, Simón y Daniela. Su hija Bettsimar se dedicó a continuar con su obra a través del programa "Todo sobre mi padre". Su herencia musical y artística representa un patrimonio para el país y es uno de los mayores legados que nos deja a ésta, su tierra, Venezuela.

Última entrevista ofrecida a este diario

Venezuela sabrá agradecer

En el año 2003, el periodista valenciano Raúl Escarrá tuvo el privilegio de entrevistar al "Tío" de todos los venezolanos, Simón Díaz, durante su debut en Londres, Inglaterra.

A continuación, compartimos con nuestros lectores la reproducción exacta de la última entrevista ofrecida por el maestro de la tonada a Notitarde, material publicado en la edición N° 660 de la Revista del Domingo, de fecha 23 de febrero de 2003.

La primera vez que traté de entrevistar a Simón Díaz fallé en el intento. Estudiaba periodismo y aprovechando un festival llanero en Valencia, me colé en su camerino, pero debido a la multitud que aguardaba al cantante, la seguridad del evento me apartó de él a la primera pregunta.

Años más tarde estoy en Londres a la espera del artista, con quien hemos acordado una entrevista con motivo de su debut en Inglaterra.
"Es una emoción que siento no tanto por mí, más por Venezuela, en el sentido de la posición de las canciones nacionales que vayan afuera, no es tanto la presencia mía, sino es una presentación nacional", suelta de entrada.

En el programa de mano, hecho para el público británico, destaca que se trata de uno de los compositores más internacionales, cuyos temas son interpretados por Cayetano Veloso, Celia Cruz, Julio Iglesia, Gipsy Kings, entre otros, siendo el autor de Caballo Viejo, canción que en la versión de "El Bamboleo" es famosa aquí. 

Simón Díaz recibe un trato especial por parte de la gente del Barbican, donde se realiza el concierto, corriendo la organización con los gastos de traslado y hospedaje del compositor.

Como Chusmita
"Venezuela tiene cuatro canciones famosas, Alma Llanera, Moliendo Café, Ansiedad y Caballo Viejo", repite sin cesar a la prensa en un intento por vender lo nuestro.

Desde su arribo a esta ciudad concedió entrevistas para la BBC de Londres, visitó la embajada de Venezuela y, sobre todo, tuvo que cuidarse del asma, que a través de una constante tos amenaza por momentos con echar por tierra este nuevo encuentro. "Mientras tenga salud en esta vida estaré siempre representando a Venezuela", asegura.

Simón Díaz está próximo a cumplir 75 años. Y aunque reconoce que su voz y memoria no funcionan como antes, -y por esto último dejaría de componer- conserva la gracia y ocurrencia en el uso de la palabra, y es como estar asistiendo de nuevo al recordado programa "Contesta por Tío Simón".

Primero padre
Mucho antes de ser "Tío", Díaz había sido padre. Al quedar huérfano en su adolescencia, asumió la responsabilidad familiar. Comenzó a cantar boleros y tangos, en su tierra natal, Aragua, y con el dinero obtenido ayudaba a su madre y hermanos. 

El éxito le llegaría a Simón Díaz luego de estudiar música e iniciarse en la composición, sobre todo a través del rescate de la tonada venezolana.
"Una de las tonadas más sabrosas es la nuestra, porque trata no de sentimientos o dolores, se refiere al trabajo del ordeño, del trabajo del arreo del ganado, que están en la tonada y de explicar y demostrar el llano venezolano", explica.

Canto "tabú"
Luego de varias décadas de arduo trabajo tanto en radio, televisión y en el terreno musical el autor daría con el tema que lo consagraría: Caballo Viejo. "Llegamos a una finca en Venezuela llamada El Carrutal para grabar un programa. Cuando me llega el conjunto, me llega no un cantante sino una cantante, una muchacha de 19 años, y yo y ella nos enamoramos, que no fue sino ese día nada más".

Tendría 52 años. Lo que no esperaba era que el novio de la chica lo enfrentara en un contrapunteo, en el que las únicas armas eran improvisadas coplas llaneras. Al término del duelo, al día siguiente, el compositor tomó su cuatro y comenzó a cantar "cuando el amor llega así de esta manera uno…".
"Yo fui la octava persona que lo grabó", destaca, después sumarían unas 350 versiones de Caballo Viejo en el mundo, de las cuales él ha escuchado 150.

Su mayor tristeza
Bettsimar Díaz tiene la doble responsabilidad de ser la hija y la manager del cantante. Pendiente de los detalles, se acerca y apunta: "Él está muy preocupado por Venezuela y así se lo hizo saber al embajador aquí, diciéndole que el país está mal, y uno de los bandos tiene que arreglarlo".

Se sabe querido por todos los venezolanos y, por ello, no desea comprometerse abiertamente ni con oficialistas u opositores. Sin embargo, su perturbado rostro cuando habla del tema pareciera delatar la corriente política que menos le agrada.

"Gracias a Dios, la ley del gobierno habla de unos cuantos días, semanas, meses, seis años por cada gobierno y si un gobierno no lo hace bien, esos son seis años nada más", enfatiza.

¿Usted toca cacerolas?
No… No llego a eso.
Confía que "si acaso pasa algo, como lo que pasa (con el país), se corregirá porque la veteranía del pueblo lo hará" y agrega: "Nunca una persona sabe más de lo que sabe el pueblo y el pueblo sabrá agradecer si la cosa es buena y reclamar si la cosa es mala".

Sin lugar a dudas la figura de Simón Díaz es un ejemplo vivo de identidad nacional, -quizás uno de los pocos que nos quedan- y será recordada por siempre, por estar a través de sus canciones en los recuerdos de infancia de todos sus "sobrinos". "A mí lo que más me gusta es que me sigan diciendo el Tío de Venezuela, porque verdaderamente siento que soy el tío de la juventud venezolana".

Simón Díaz, un ícono de la venezolanidad

Simón Narciso Díaz Márquez, nació el 8 de agosto de 1928 en Barbacoas, estado Aragua. Dedicó su vida al estudio de la tonada del llano, con lo que llegó a convertirse en el embajador de la música venezolana, hoy reconocida como género popular.

Artistas internacionales como Mercedes Sosa, Caetano Veloso, Ivan Lins y Joyce, Joan Manuel Serrat, Danny Rivera, Ednita Nazario, Cheo Feliciano, Gilberto Santa Rosa y Franco De Vita, entre otros, han logrado expresarse a través de la música de Simón Díaz.

"No es una canción, es una obra, es algo mucho más interesante", dijo Joan Manuel Serrat.

Tío Simón, como era conocido cariñosamente entre los venezolanos, se convirtió en el cronista del llano. "El hombre se canta a sí mismo y en sus letras confiesa sus penas y comparte con la naturaleza, con los animales su nostalgia", expresó su hija Betsimar Díaz, en entrevista a un canal privado.

Sin embargo los músicos no han sido los únicos atraidos por las tonadas de Simón Díaz, también lo han sido artistas de otras disciplinas. La reconocida coreógrafa alemana Pina Bausch, incluyó la música de simón Simón Díaz en su obra "Nur Du", mientras el reconocido director de cine Pedro Almodovar incluyó "Tonada de Luna Llena", en versión de Caetano Veloso, en la banda sonora de su película "La Flor de mi Secreto".

Entre la televisión y el teatro

Condujo 12 pogramas de televisión dedicados a promover la música venezolana y la cultura popular. Uno de ellos dedicado a los niños, estuvo al aire durante 10 años, de allí nace el cariñoso apodo de Tío Simón. Fue también actor de 3 obras de teatro y 5 largometrajes.

Mantuvo la conducción de un programa diario para la radio por espacio de 25 años, también dedicado al folklore y la música venezolana.

Fueron muchas las actuaciones artísticas a lo largo de su carrera, con las que compartió escenario con artistas como Mario Moreno "Cantinflas", Plácido Domingo, Lucho Gatica, Marco Antonio Muñíz, Joan Manuel Serrat, Mercedes Sosa, Atahualpa Yupanqui, entre otros.

Reconocimientos al gran cantautor

Recibió los premios más importantes tanto en el ámbito nacional como internacional. Fue distinguido con la más alta condecoración que otorga el Estado venezolano, como lo es la "Orden del Libertador en su Orden de Gran Cordón", constituyéndose en el único artista nacional al que se le haya impuesto dicha distinción.

En 2008, recibió un Grammy honorífico por su importante contribución en el campo de la grabación.

De este modo, Simón Díaz, además de ser el personaje icono de la venezolanidad, es también uno de los compositores populares más valiosos y universales de América Latina, convirtiéndose en una referencia obligada y pieza indiscutible de la historia de la música popular, tanto en Venezuela como en el resto del mundo.               

Daniela, una de sus nietas, se acerca a su abuelo.

"Tío" Simón con el músico Aldemaro Romero

Alfredo Sadel interpretó temas de "Tío" SImón

Su esposa fue la inspiración de temas como Tonada de Luna llena.

Celia Cruz y Simón Díaz en la TV nacional.

Fue homenajado con varios Honoris Causa

Foto familiar tomada en su cumpleaños de 2012.

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir