Clamor antiimperialista de Nicolás Maduro tiene poco eco en Venezuela

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Caracas, 11 marzo 2015.- Acosado por la pérdida de prestigio internacional, el impopular gobernante venezolano Nicolás Maduro intenta hacer uso de las sanciones impuestas el lunes por Washington contra funcionarios de su gobierno para tratar de atizar las llamas del nacionalismo y del sentimiento antiestadounidense.

Pero el discurso podría tener poca recepción en una población más preocupada en conseguir café o pollo en los supermercados que en sumarse a la defensa de las propiedades de los generales del régimen en el exterior, dijeron analistas.

Según los expertos, Maduro obtendrá muy pocos dividendos políticos con la acusación de que el presidente Barack Obama intenta derrocar a su gobierno, cuando la gran mayoría de los venezolanos -incluyendo una porción significativa del chavismo- está asfixiada por los graves problemas económicos que sufre la nación petrolera.

Y esa gran mayoría está consciente de que esos problemas son el resultado de la trágica administración del chavismo, dijo el analista Orlando Viera-Blanco.

“Las mismas bases populares perciben que si bien hay escasez en Venezuela, esa escasez no ha sido provocada por el imperio, ni por elementos externos, sino que ha sido provocada por corrupción, por la ineficiencia, y por privilegiar a muchas de las élites que están con el chavismo”, dijo Viera desde Montreal.

“Por eso el discurso de la externalidad de Maduro no se digiere haciendo cola para buscar un kilo de azúcar o de Harina Pan, o para buscar un cosmético, un desodorante o un paquete de papel higiénico”, explicó.

De acuerdo con el analista, esas dificultades económicas han hundido la popularidad de Maduro a niveles inferiores al 20 por ciento, con un 40 por ciento del chavismo que expresa ya un rechazo hacia la gestión del gobernante.

En una sombría alocución presidencial transmitida en cadena nacional el lunes por la noche, Maduro acusó a Obama de asumir personalmente la tarea de derrocarlo ante la incapacidad de la oposición local para desestabilizar a su administración, plan que según él también fue trazado por Washington.

“El golpe de Estado, [que] factura gringa tiene, ha sido derrotado y ante la derrota del golpe de Estado y la incapacidad de los agentes estadounidenses, figuras políticas de la oposición, los Estados Unidos de Norteamérica y el presidente Barack Obama, representando a la élite imperialista de Estados Unidos, ha decidido pasar personalmente a cumplir la tarea de derrocar a mi gobierno”, declaró el gobernante.

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir