Los colectivos "imponen orden y terror" en barrios de Venezuela (2076573)

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Miami, enero 2 (Antonio Mar?a Delgado/El Nuevo Herald).- Para el chavista, son la expresi?n urbana del Che Guevara, revolucionarios que luchan por “el proceso” desde trincheras excavadas en las barriadas. Para el opositor, esbozan el rostro violento de la revoluci?n bolivariana, pandilleros mantenidos por el r?gimen para intimidar a la sociedad civil y, en ocasiones, hacer su trabajo sucio.

Pero nadie en Venezuela duda que est?n armados.

Los colectivos, como se autodenominan las unidades paramilitares al servicio del chavismo, personifican la Espada de Damocles que cuelga sobre la civilidad de la pol?tica venezolana. Son la amenaza latente de que la revoluci?n socialista emprendida por el fallecido presidente Hugo Ch?vez cuenta con armas para su defensa que no est?n necesariamente en manos de sus soldados y polic?as.

Y son agrupaciones que se encuentran en plena expansi?n, ahora que Nicol?s Maduro est? al tim?n, con los colectivos pasando de Caracas a otras ciudades del pa?s, coment? Natalia Brandler, Directora del Groupe d’?tudes sur l’Am?rique Latine (Gepal), quien ha estado estudiando el fen?meno.

En algunos de los barrios pobres del pa?s estas organizaciones han tomado tanta fuerza que son ahora vistos como la ?nica autoridad en ejercicio, agreg?.

“No est?n todav?a en todo el pa?s, pero han ido creciendo. Se est?n expandiendo. Se han convertido en `la ley’ en muchas zonas, donde son ellos los que deciden lo que es delito, y cu?l debe ser el castigo”, explic? Brandler.

Toman la ley en sus manos

En estos lugares, tradicionalmente zonas de Caracas donde la polic?a no se atreve a ingresar, se desempe?an como fiscales, jueces y jurado, agreg?. “Se toman la ley en sus manos, y dentro de sus zonas, ellos son los que deciden, qui?nes entran y qui?nes salen, qui?nes viven y qui?nes mueren. Han convertido estos barrios en peque?os feudos, donde mandan ellos, incluso por encima de lo que pueda decidir el Gobierno central”, se?al?.

Feudos desde donde operan una amplia red de extorsi?n. “Es el negocio extorsi?n tradicional de las mafias, donde te dicen: Nosotros te cuidamos, y t? a cambio nos das una `boleta’, o sea una `vacuna'”, coment? Brandler. El control de estos grupos es casi total en zonas populares, incluyendo sectores del 23 de Enero, Catia y de Petare, donde agentes de la polic?a no pueden ingresar sin la autorizaci?n de colectivos como La Piedrita, Montaraz, Sim?n Bol?var, Los Tupamaros y Alexis Vive.

La Piedrita

La Piedrita es el m?s famoso de ellos y su reinado en las calles del 23 de Enero es legendario. En el sector, conformado por docenas de bloques, 150 departamentos cada uno que fueron construidos durante la dictadura de Marcos P?rez Jim?nez (1953-1958), abundan las paredes pintadas con im?genes del grupo, que incluyen uno mostrando a Jes?s sosteniendo la Constituci?n al lado de la Virgen de Coromoto, la patrona del pa?s, portando un rifle AK47.

Pero si bien estos grupos operan con cierto grado de autonom?a, al mismo tiempo son respaldados y protegidos por altos personeros del chavismo, que les brindan financiamiento, equipos y armas.

Incluso el propio Ch?vez estuvo entre los primeros en reconocer los beneficios de incorporar a las filas de la revoluci?n estas agrupaciones con inclinaciones de izquierda que hab?an emergido org?nicamente dentro de algunos de los barrios m?s pobres de Caracas como organizaciones de autodefensa frente a la delincuencia.

Ch?vez ten?a grandes planes para los colectivos, coment? Anthony Daqu?n, ex asesor de seguridad del Ministerio de Interior y Justicia. “El (Ch?vez) lleg? a llamar a los colectivos como el `Brazo Armado de la Revoluci?n’, y es una designaci?n que sigue siendo utilizada dentro del chavismo”, explic?.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir