Colegio de Ingenieros (de rusos y chinos)

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Hoy es día de elecciones en el Colegio de Ingenieros de Venezuela, así como en todas las filiales regionales. Si usted, colega ingeniero o arquitecto lee este artículo antes del cierre del proceso electoral, apresúrese a concurrir a la sede de su filial en Valencia o Puerto Cabello, pues se estará jugando el destino y futuro de nuestro gremio.

Toca elegir entre una plancha de profesionales que siempre han defendido al gremio, al ejercicio honesto y digno de la profesión de ingeniero o arquitecto, y un grupo de ingenieros, igualmente dignos y respetables, pero simpatizantes del régimen que nos ha despreciado e ignorado durante quince años, contratando ingenieros rusos, cubanos o chinos, y arquitectos ingleses, rusos, cubanos o chinos, para cuanta obra de construcción, importante o no, se haga en el país con recursos del estado.

Los organismos encargados de proyectar viviendas, puentes, vías férreas y otras que el gobierno construye, lo hacen sin pedir opinión a las autoridades regionales de planeamiento, conducidas por expertos urbanistas venezolanos, dejando ver el absoluto desprecio que siente quien decide a quién se adjudica la obra por el profesional venezolano. Y, por supuesto, se ignoran olímpicamente los procedimientos normales, diseñados expresamente para impedir ventajismos, asignaciones a dedo y clientelismo político, tales como los concursos para seleccionar el mejor proyecto presentado o para contratar con quien ofrezca mejores condiciones económicas para el tesoro nacional.

No hace mucho el señor Maduro cacareó la traída de un afamado arquitecto inglés, quien supuestamente diseñará una "Ciudad Deportiva" en terrenos de La Rinconada, en Caracas. Serán, según prometió, un estadio de béisbol para los "Leones" y uno de fútbol para el "Caracas Futbol Club". Quién sabe cuánto costará el proyecto en dólares, euros o libras esterlinas; lo cierto es que esa es una obra importante, y merecía ser adjudicado su proyecto a un arquitecto o firma de arquitectura local, en un concurso abierto donde un jurado imparcial seleccionara al ganador. Pero eso es mucho pedir en un país donde un grupito de arquitectos e ingenieros "revolucionarios" y funcionarios públicos se adjudican sin ninguna vergüenza proyectos de museos y otros edificios públicos de relevancia.

En su artículo del diario capitalino "Tal Cual", el arquitecto y urbanista Marco Negrón, de reconocida trayectoria profesional, denuncia el intento de estos profesionales, que tan poco servicio han prestado al gremio, de apoderarse del Colegio de Ingenieros de Venezuela y sus filiales, para poner tan antigua y respetable institución al servicio de los intereses del gobierno y, peor aún, del PSUV. Ya nos imaginamos a tan serviles "gremialistas" acatando órdenes de los revolucionarios que han acabado con el país, su industria, su infraestructura y la dignidad de los profesionales venezolanos, para legalizar lo que desde hace tiempo viene siendo norma oficial: el ejercicio ilegal de profesionales extranjeros, sin previamente demostrar suficiencia y capacidad para ejercer una profesión de tanta responsabilidad, como lo es diseñar y construir edificios donde habitarán o trabajarán nuestros compatriotas.

Vayamos, pues a votar, para evitar que nuestro gremio caiga en manos entreguistas y subordinadas a este vendido régimen.
[email protected]
@peterkalbers

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir