Alcabalas nuestras de cada día (2397835)

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Conversar en Venezuela sobre el tema de las alcabalas y puntos de control policial; es lo mismo que discutir sobre temas tales como el fracaso de las políticas de seguridad del gobierno de turno, la represión y la corrupción. Y es que, incluso para el  venezolano de a pie no es ningún secreto que la acción antidelictiva en nuestro país se ha centrado en la implementación de los puntos de control policial y de las alcabalas. Tampoco es un secreto que éstos, en una gran mayoría, se han convertido, en franca violación de los derechos humanos y en factores de represión y corrupción que por lo menos ameritan una revisión de su reglamentación y funcionamiento.

Así, el tema que arriba se asume, por la forma que afecta diariamente al pueblo venezolano a lo largo y ancho del territorio nacional, adquiere visos de subversión. Ello, ´porque quien temerariamente o por cualquier otro motivo, desobedezca el  pare de los puntos de control está forzado a ser  detenido de cualquier modo; y si se detiene podría estar expuesto a un secuestro -si el control es ilegal- o a ser pechado económicamente  si es legal- en la mayoría de los casos. Porque es indignante la forma en que los ciudadanos  trabajadores y estudiantes usuarios cotidianamente del servicio de transporte colectivo- a nombre de  la prevención son detenidos en las alcabalas y sometidos  públicamente y sin razón alguna- a la más abusiva y denigrante requisa física. Tanto más abusiva y represiva cuando a la invocación de las libertades y derechos individuales se opone la amenaza de la detención arbitraria; de la violencia física  a ver si te vas a dejar requisar o no y a ser culpados grosera y escarniosamente de ser corresponsables de los desbordes de la acción delictiva. Desbordes delictivo que no son más que el producto de la inacción de las mismas autoridades que reprimen con total impunidad y de la ausencia de planes, programas y políticas gubernamentales de seguridad y prevención y, que en vez de asumir su responsabilidad al respecto, optan  por trasladarla y achacársela a otros .

Entonces, lo que se aplica en alcabalas y puntos de control es una  prevención mal entendida o una represión mal disimulada. Ello, porque se previene lo que va o puede ocurrir, es una acción en tiempo presente, dirigida al futuro. Se reprime lo que está pasando ahora. Prevención y represión pertenecen a tiempos distintos. Así, por incapacidad o conveniencias políticas se ha reemplazado la prevención por represión anticipada. Se previene el hecho y la reiteración del mismo, con medidas de seguridad y dispositivos de represión, si y solo si por si de todas formas ocurriese. En esta dinámica lo cotidiano es que se afecten las libertades y derechos individuales; y podría ocurrir que una pretendida solución genere problemas mayores que los que pretende evitar; por lo tanto, la lógica, la prudencia y el recto actuar de las autoridades correspondientes juegan papel preponderante.

Director del C.U.A.M. Sede Puerto Cabello

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir