¿Dónde estaba usted?

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

La voz popular dice “pájaro de mar por tierra”,  para referirse a aquellas personas que frecuentan sitios de los que se han ausentado, o dónde la lógica común no espera verlos.

Hoy quiero preguntarle, Sr. Salas Feo, ¿Dónde estaba usted durante todos estos años de dificultades y retos para Venezuela, Carabobo y Valencia? Qué fácil resulta criticar desde una posición de turista, cuando todos los venezolanos tienen que enfrentar a diario y directamente las políticas de Miraflores. Aparecerse como cometa, hacer señalamientos irresponsables y, luego, regresar a las playas de Miami.

Durante los años 2012, 2013 y 2014, los venezolanos vivimos momentos decisivos; la enorme crisis nacional es producto de esos años y de una visión que consolidó un modelo económico fracasado. Cuando se eligió a Nicolás Maduro por encima de Henrique Capriles por un estrecho margen, muchos se preguntaron ¿Dónde está el Sr. Salas Feo? No ayudó a conseguir un solo voto a favor de las fuerzas democráticas. Ni siquiera su voto le dio a Capriles. ¿Esperando que ganara Maduro? 

Luego en las elecciones para la Alcaldía de Valencia. Contra todo lo que vivió el candidato de la Unidad, y hoy Alcalde, usted nunca estuvo allí para dar la cara, para apoyar a los valencianos. Una vez más, ni su voto sumó al candidato de la MUD. Suponemos que, igual que el 2008, usted prefería el triunfo del oficialismo. Y hablo de ese año, para refrescarle la memoria de cómo su padre dividió la votación valenciana y promovió, contra toda lógica, la candidatura de la señorita Villavicencio, lo que permitió el triunfo del candidato oficialista sinónimo de atraso y destrucción para Valencia.

Ahora, Sr. Salas Feo, viene usted y declara en contra de la gestión del alcalde Cocchiola,  mientras su concejala Judith Suckerman torpedea la aprobación de ordenanzas como la del impuesto por recolección de la basura, introducida en noviembre de 2014; esta ordenanza permitiría un mejor servicio y recursos para evitar que Valencia esté sucia, como ahora usted denuncia en su campaña contra la Unidad democrática.

Por qué no le pregunta a la concejala de su partido, Proyecto Venezuela, la razón de su actitud contra Valencia, o su indiferencia con ordenanzas como la del impuesto inmobiliario, que significaría nuevos y necesarios ingresos para la ciudad y, que se traduciría en obras para la ciudad. O su saboteo para con la ordenanza para regular los mercados municipales, que actualmente generan más de 20 millones anuales en pérdidas.

Ya Valencia lo castigó una vez. Valencia, que conoce su mezquindad, lo volverá a castigar.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir