Edipo en Cúcuta

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Esos problemas fronterizos son una calamidad,  pues a veces se cumplen los oráculos.  De repente un matrimonio de cucuteños. Tienen un hijo, pero el oráculo, les dice que el hijo que  tuvieren le dará muerte a su padre y luego se casará con su madre (por la edad), lo peor que pasa es que la gente no se da cuenta y sin embargo le estará dando cumplimiento al oráculo. Eso de oráculos es propio de aquellos pueblos  cultos pero mágicos.

Una vez pasó un circo por Cúcuta, y traían a una adivina, la mujer no estaba ni mala, pero tenía una lengua que lo que decía pasaba, el pueblo estaba alborotado pues dijo que si no adivinaban lo que ella decía la muerte se los llevaría. Lo primero que les preguntó fue: ¿cuál es el animal que primero camina con cuatro patas, después con dos y luego con tres..? Y aquello fue el acabose, fueron casa del padre de la parroquia, quien los anatematizó, pues los sacerdotes no saben de oráculos. Sin embargo todo el pueblo estaba alterado, pues como la mayoría no sabía  cuál era el resultado de las adivinanzas,  entonces pensaban que medio pueblo se moriría. La bruja seguía diciendo cosas en griego que los cucuteños y ningún latinoamericano sabe pues no sabemos griego. La otra adivinanza que les tiró era facilita: «Son dos hermanas, una de las cuales engendra a la otra y, a su vez, es engendrada por la primera» Salieron comisiones para Pamplonita, y Envigado, en aquellos pueblos nada sabían, pero   nada, nadie pegaba con los resultados.

Por fin un señor de Táriba de apellido Becerra dijo que sabía, entonces lo mandaron a buscar con un carro expreso, al salir el carro de Cúcuta  con unos chupadores le sacaron  la gasolina y lo llevaron empujado hasta la primera bomba venezolana, donde le pusieron tres litros y de regreso, le volvieron a sacar la gasolina con los chupadores  y lo llevaron empujado hasta Cúcuta. ¡Por fin llegó el que los salvaría!  ¡Error! El señor se venía comiendo una arepa de cochino, antes de salir de San Antonio tuvo que vomitarla íntegra no fuera a ser contrabando de cochino. El señor de repente se  ve metido en esos problemas solo por saber una respuesta que desde hace cuatro mil años la sabe todo el mundo, al señor le dio mucho miedo, pues vio en la Alcabala de San Antonio  un aparato  de  radiografía, un oficial le pregunto que qué había comido el día anterior, para hacerle una “radio”, no fuera a ser un contrabando intestinal. El señor dijo que era vegetariano, entonces el oficial decidió no hacerle la radio, ni el dolorosísimo “tacto”, en toda la ropa un flux nuevo y  una camisa, se las marcaron con tinta azul de marcar dedo en las votaciones, no fuera a ser que los vendiera en Cúcuta, y lo que le dio más dolor fue ver su interiorcito nuevo, todo manchado de azul por el delantero y el trasero, no fuera ser que lo vendiera en Cúcuta.  ¡La guardia está haciendo lo que debe, así se hace patria, el día anterior había destruido, cincuenta ranchos, y en la madrugada aún estaba sacando invasores, unos sutes (carricitos) de once años, y unas mujeres, peligrosísimas para la patria. Felicitaciones a la Guardia. Y que sigan así.  Los chavistas se la echan de bolivarianos, y los únicos que están haciendo algo verdaderamente bolivariano son esas pobres gentes  que no son de allá ni son de aquí, ellos son de Colombia la Grande. Muchos culpables de eso no saben si a la que maltratan  en la madrugada es su propia madre, y sus hermanitos!

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir