Hollywood denuncia el imperialismo

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Hace poco, en un raro momento de descanso en que miraba la TV por cable, advertí un hecho curioso. Pasaban una película con Matt Damon en el rol principal. Interpretaba a un capitán o algo así, de una escuadra norteamericana, en plena invasión a Irak, cuya misión consistía en confirmar la existencia de armas de destrucción masiva en varios puntos de Bagdad y zonas aledañas. Vano empeño: hallaron una fábrica de pocetas de baño, una pensión, una estacionamiento vacío. El personaje comienza a sospechar que todo era mentira, como en efecto lo fue en la realidad; no solo en la película. 

 El hecho curioso es que en Hollywood hubieran producido una película  (“The green zone” en inglés) que revelara la mentira detrás de una invasión norteamericana en toda la regla, con muy destructivos bombardeos aéreos sobre Bagdad, y su saldo abundante de daños colaterales (léase muertos civiles). No había armas de destrucción masiva en Irak. Nunca las hubo. Las fuerzas invasoras desmantelaron el estado irakí, mataron miles de personas, muchísimos civiles, saquearon las riquezas arqueológicas de ese país, lugar de verdaderas joyas históricas del nacimiento de la civilización, montaron un régimen títere que trajo más guerras étnicas y religiosas a esa tierra. Todo por una mentira.

 Esta constatación me llevó a otra. Hay una película, de título “Kill the Messenger”, que narra cómo un periodista norteamericano descubre los métodos intrincados en que la CIA introduce una nueva droga (ya no lo es tanto: me refiero al “Crack”) en los barrios negros de sus ciudades, para acopiar dinero, con el fin de adquirir armamento para la contra nicaragüense ¿Se acuerdan de ese caso? Reagan había declarado que Nicaragua era una amenaza para su seguridad nacional e inició una escalada de agresiones (económicas, políticas, militares) que incluyó el armamento y dirección de los guardias somocistas que habían sido desplazadas del poder por el Frente Sandinista. Esa guerra, como se sabe, duró sus años, hasta que en 1990 ganó la oposición las elecciones, se mantuvo diez años en el poder, sólo para que de nuevo el FSLN regresara, para hacerse cargo de un país devastado por el neoliberalismo más siniestro. El punto es que en Hollywood nuevamente se había producido una película que mostraba las perversidades de la CIA y del imperialismo norteamericano.

 Hace unos meses, recibió el Oscar una película (Citizen four) acerca de Edward Snowden, el programador que denunció el espionaje electrónico masivo de Estados Unidos contra varios países, incluido el propio Estados Unidos. Poco antes, había visto yo un film de ficción (“Total Control”) donde una computadora planifica una acción terrorista, utilizando los perfiles que elaboraba gracias al espionaje electrónico masivo a través de las redes sociales. La película, por supuesto, era de ficción, pero totalmente verosímil, dadas las revelaciones posteriores de Snowden.

 Dadas esas películas, es raro que Hollywood no haya producido todavía una película sobre la conspiración norteamericana detrás del golpe chileno de 1973. Pero tal vez ya algunos productores piensan en un film sobre una invasión a Venezuela. Allí seguro saldrá la escena festiva que describió hace poco un columnista. Cito: “a los venezolanos no les preocupa una hipotética y quimérica invasión de los norteamericanos. Muchos, más bien (entiendo que entre ellos, el que escribió eso), la celebrarían como un acto de liberación de esta pesadilla”. En el mismo film, imaginamos, saldrá también una rubia periodista declarándose “objetor de conciencia” del “patrioterismo” del “régimen” que protestó, junto a toda América Latina, los BRICS y otros más de cien países, por la declaración de Obama preparatoria de la invasión. Por supuesto, la de la blonda cabellera, estaría entre los celebrantes de la invasión, bailando eufórica con el otro columnista. 

 A veces la realidad supera la ficción.

Doctorado Ciencias Sociales UC

E-mail: [email protected]

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir