Cómo escoger propósitos reales para el año 2015

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Redacción Internacional, 31 diciembre 2014.- ¿Cuántos propósitos de 2014 cumpliste en el año? Si fueron menos del 50%, descubre cómo planear pocos objetivos pero muy orientados a tu situación real de vida.

A unas horas de terminar el año, llega uno de los momentos que mayor presión nos ejerce a nivel personal, ¿cuáles serán mis metas para el año que viene?

Esta pregunta causa mucha emoción al contestarla, pero también frustración cuando al evaluar un año después, suele suceder que pocos de los propósitos fueron cumplidos, ¿o tú cumpliste todos los que pensaste la noche del 31 de diciembre de 2013?

“Es la pregunta que nos hacemos todo el tiempo, y no es que existan objetivos correctos o incorrectos. Hablaría de dos temas: cantidad y oportunidad. Si me pongo 20 propósitos o 4, lo importante es que vayan adecuados a mi momento de vida”, dice Jorge Llaguno, profeso de Factor Humano y director académico del Executive MBA del Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa (Ipade).

Un ritual español que tiene su origen a principios de siglo XX nos invita a comer 12 uvas en los primeros 12 segundos del Año Nuevo. Cada uva representa uno de los propósitos que buscaremos cumplir en los siguientes 12 meses, ¿y los cumplimos?

Lo ideal según el académico del Ipade es hacer una selección aterrizada y contextualizada de los propósitos que quieres hacer, y si no son 12, no importa.

Por ejemplo, si tienes 22 años, acabas de salir de la universidad, estás soltero (a), tienes novia (o), es probable que tengas un nivel de responsabilidad no muy alto, quizá no vives con holgura, pero tienes recursos financieros disponibles, por lo que el tipo de actividades que puedes hacer pueden ser demandantes en tiempo, pero no demandantes en recursos o patrimoniales.

En cambio, si tienes 45 años, tienes hijos, estás pagando el coche, la casa, es muy probable que tu nivel de actividad sea altísimo. Hacer propósitos que te demanden mucho tiempo, significará que no los vas a cumplir, y lo primero que harás es poner como pretexto tu cantidad de compromisos.

Considera plantear tus objetivos por periodo del año. Si estás en un puesto directivo y quieres comenzar a hacer ejercicio, que te parece si lo consideras a partir de marzo, ¿por qué? porque de enero a marzo tienes que hacer el cierre de ventas de la empresa y las evaluaciones de tus empleados. Si te propones empezar a hacer ejercicio cuando tienes la mayor demanda profesional y nunca lo has hecho será un objetivo utópico.

“Planea pocos objetivos, muy orientados a tu situación real de vida, ¿dónde estás?, ¿qué te demanda y que recursos tienes? Y segundo, prográmalos. Muy enfocados a dónde los puedes hacer y cuándo los puedes hacer. Una serie de propósitos generales que nunca se te van a olvidar”.

Si le pones fecha y lo agendas, es más fácil que puedas enfrentar tus propósitos; de otra forma, puede pasar que te enroles en el día a día, te sumerjas en la actividad y se te olviden los planes que habías hecho y los dejas en el tintero para el año que viene”, concluye Jorge Llaguno, del Ipade.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir