Conexiones entre mafia y Estado italiano trastornan en el Festival de Venecia

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Venecia, 3 septiembre 2014.- La italiana Sabina Guzzanti consiguió hoy trastocar la agenda del Festival de Venecia y convertirse por sorpresa en la protagonista de la jornada con "La trattativa", una película que mezcla documental y ficción para recapitular la interconexión entre la mafia y los políticos en Roma y que salpica incluso al actual jefe de Estado, Giorgio Napolitano. 

Todo lo que digo en la película ha sido corroborado, aseguró Guzzanti en la rueda de prensa más concurrida del día. La intervención de Napolitano ante la Justicia en favor de un imputado (el ex ministro Nicola Mancino, acusado de lazos con la mafia), "es una cosa grave pero muy documentada", aseguró Guzzanti, que ha sido muy aplaudida. 

Uno de los aspectos más sorprendentes de "La trattativa", presentada fuera de concurso, es que en realidad no aporta ningún hecho nuevo, pero sí consigue resumir y conectar de forma amena y clarificadora todo lo que ha salido a la luz sobre la conexión mafia-Estado desde los asesinatos de los jueces antimafia Giovanni Falcone y Paolo Brosellino a comienzos de los años 90, un tema que sigue escociendo mucho en la sociedad italiana. 

Aquellas muertes, a las que siguieron otros atentados en las grandes ciudades de Italia, llevaron a que los políticos -según la tesis que se sostiene en la película- contactaran con la Cosa Nostra, la mafia siciliana, para intentar poner fin al derramamiento de sangre. 

Es entonces cuando nace lo que se denomina "la trattativa" (la negociación) entre la mafia y la cúpula del Estado y que en la actualidad es objeto de un proceso judicial en Palermo, que ha sentado en el banquillo de los acusados ex ministros y ex altos cargos de las fuerzas de seguridad. 

Coincidiendo con esta negociación nació además el partido conservador Silvio Berlusconi, con cuya llegada al poder en 1994 la Cosa Nostra se sentía reasegurada, según se afirma en la cinta. Y es que tras la primera victoria electoral de Berlusconi, hasta entonces un empresario de la televisión, cesaron la oleada de bombas que tuvieron en vilo al país entre 1992 y 1994. 

"Berlusconi está en manos de la Cosa Nostra" y cuando "entras en la Cosa Nostra permaneces para siempre. No se puede dejar de colaborar", aseguró la realizadora, quien señaló que no recibió ningún tipo de intimidación ni amenaza por este trabajo. 

Guzzanti, que ya causó revuelo con los documentales "Viva Zapatero" (2005), en el que denunciaba la falta de libertad de expresión en Italia, y "Draquila" (2010), una investigación sobre acontecimientos relacionados con el terremoto en la región de Aquila, aseguraba hoy que por su parte hubo una "honestidad total" a la hora de presentar los hechos. 

No es que los italianos tengan miedo de ser honestos, son "las instituciones italianas las que tienen miedo de la democracia", aseguraba la directora, quien lamentó que siempre haya alguien en las altas esferas que escoja otro camino diferente al de la democracia. "De no haber existido 'la trattativa' éste sería otro país", concluyó. 

Y con respecto al proceso judicial que se está desarrollando actualmente en Palermo, Guzzanti se mostró escéptica señalando que seguramente no se hallará culpable a nadie. "Pero el hecho de que no se encuentren pruebas no significa que no haya culpables", señaló la directora. Nosotros como "ciudadanos debemos asumir la responsabilidad" y actuar en consecuencia, agregó. 

"La trattativa", que abofetea al espectador con la claridad de las conexiones entre mafia y Estado, se robó el protagonismo de la jornada en la que se presentaron a concurso dos películas que han despertado poco entusiasmo. La turca "Sivas", del debutante Kaan Mudjeci, relata la historia de amistad que traba un niño con un perro en la Turquía rural. Contada con la cámara al hombro y con constantes peleas de perros, la cinta no consiguió cautiva a la crítica. 

Sin embargo, la francesa "Le Dernier coup de Marteau", la historia de un adolescente con una madre enferma que conoce a su padre por primera vez, fue aplaudida. La realizadora Alix Delaporte construye esta pequeña historia con muchos silencios y en tono que casi documental. 

Fuera de concurso los flashes de la jornada fueron para una embarazada Milla Jovovich, que hoy defendió la obra de Shakespere que Michael Almereyda estrenó fuera de concurso: "Cymbeline". En la cinta participan además Ethan Hawke, que no asistió a la rueda de prensa, así como Dakota Johnson,  que el año próximo estrenará "50 sombras de Grey". La hija de Don Johnson y Melanie Griffith fue la otra gran ausente de la jornada.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir