La confianza perdida

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Un fantasma recorre Venezuela, el fantasma de la desconfianza. No hay forma ni manera que una sociedad pueda vencer sus dificultades, si en su imaginario colectivo prevalece la desesperanza, el desaliento, la inseguridad y la incertidumbre. De allí que la tarea más importante del liderazgo venezolano en lo adelante, es promover la recuperación de la confianza en el ánimo de la sociedad venezolana.

Hace dieciocho años, un supuesto líder construyó un discurso que llenó de ilusión y de expectativas a una desilusionada y desorientada masa popular. Con palabras bonitas, logró conquistar a una gran mayoría de venezolanos y así se hizo del poder. Aquellas palabras bonitas se las llevó el viento, se convirtió en un líder incoherente, pregonaba la inclusión, pero excluía a quien no pensara como él; hablaba de unión pero actuaba para dividir; cuando invocaba la transparencia permitió que se instaurara la corrupción y se dilapidaran los dineros públicos; decía ser demócrata y sacó de la manga un sorpresivo comunismo que hizo de la palabra "Exprópiese" una marca de fábrica. Su manera de actuar hizo que poco a poco surgiera la desconfianza no sólo de los ciudadanos, sino que también destruyó la confianza de los factores financieros internos, produciendo el cierre de cientos de miles de empresas sobre las cuales se sostenía el empleo de millones de venezolanos. Y como consecuencia, sobrevino la desconfianza de los factores financieros externos. Su sucesor superó con creces la nefasta gestión de su mentor. Ahora, después de dieciocho años con un país en ruinas, cómo puede este gobierno revolucionario ofrecer un cambio, convirtiendo la ruina en progreso, si la desconfianza sigue vigente?, Cómo puede un país progresar sin inversión, y cómo puede haber inversión sin seguridad jurídica? Recordemos que la ilegitima Asamblea Nacional Constituyente supuestamente está trabajando para instaurar un "estado socialista" , Dios nos libre de que esto suceda.

Hoy lamentablemente tenemos un país en ruina por las consabidas razones, lo que produce una desconfianza silenciosa, en las masas populares que ayer estaban hignotizadas; las ilusiones puestas en aquellas fantasías habían sido inmensas y finalmente se produjo un verdadero derrumbe en la confianza popular.

Cómo desvanecer dieciocho años de nefasta historia? Cómo salir de la dictadura? Debemos entusiasmar de nuevo a los ciudadanos a izar sus banderas y dedicar su fuerza creadora y férrea voluntad en reorientar al país por el camino correcto; que es el camino de la democracia, de las libertades y del progreso, porque está visto que el socialismo no es para los venezolanos; para ello es absolutamente necesario que nuestros líderes recuperen la confianza de la gente. Nuestra ruta sigue siendo democrática, constitucional, pacífica y electoral. Hoy la batalla más importante que debe librar el liderazgo democrático, es trabajar unidos, dejar a un lado intereses particulares, exhibir principios y valores democráticos, exigir respeto a los derechos ciudadanos, trabajar para que se respete la voluntad popular, porque los demócratas no hemos perdido la confianza en el voto como institución y como única arma que tenemos para lograr el tan ansiado cambio. Recordemos que sólo los políticos coherentes podrán recuperar la tan ansiada confianza.

@gvalentiner

[email protected]

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir