Conflictos entre padres e hijos

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

La mayoría de los conflictos entre  padres e hijos, sobre todo adolescentes, son productos de las decisiones que éstos deben tomar. Los adolescentes en  muchas oportunidades  desean algo que a los padres les parece descabellado, las crisis de identidad y confusión de identidad por la que atraviesan los jóvenes (según E. Erikson) es determinante. Por ende, hoy quiero referirme a la relación comunicacional entre padres e hijos y las reacciones que motivan a los jóvenes a la toma de decisiones; a veces los padres confundimos opinión con mandato, cuando los hijos son pequeños en donde somos responsables de su formación moral, protección, ejemplos e información ante la vida con el fin de establecer las bases de una buena relación familiar, el mandato funciona, pero al crecer y tener capacidad individual para discernir y defender esa individualidad, debemos cambiar el mandato por la opinión oportuna y la formación emocional, debemos brindarles confianza, referirles que deben tener responsabilidad ante sus actos y tiempo para escucharlos.

En muchas oportunidades, los padres desean decidir por el futuro de los hijos o las acciones que deben  asumir éstos en el transcurso de su adolescencia y edad adulta,  los padres olvidan que son éstos los que vivirán ese futuro; que junto a  las experiencias vividas y la confrontación a todas las situaciones o errores que enfrenten fortalecerán su personalidad  para madurar emocionalmente.

Por otro lado, los hijos deben también entender que los padres son los guías del universo de sus sueños o las olas de ese mar de sensaciones por el cual ellos navegan, pero el rumbo, el destino de ese puerto es producto de sus decisiones y las respuestas acertadas ante tales decisiones, así como asumir las consecuencias de las mismas. Es por ello que si a los hijos les molesta algo de los padres,  se sienten sometidos con los consejos o las guías producto de la opinión y no del mandato, todavía no he escuchado a un adolescente motivado a hacer una huelga o manifestación en las calles para pedir que los padres se sienten a escucharlos y plantearles con responsabilidad las alternativas válidas, asertivas y con empatía para mejorar dicha comunicación, ya que a veces los hijos desean vivir una vida liberal y se olvidan de sus responsabilidades, así como reclaman derechos también tienen deberes y sobre todo respeto al hogar, que es tanto como el respeto a sí mismos.

La conducta que éstos adopten debe ser distinta como suelen serlo como la malcriadez, violencia y rebeldía, se transformen en el aporte y la reflexión para expresarse sin destruir o destruirse, que es en la que realmente creo y estimo de los jóvenes, sin olvidar  que lo que demuestren y decidan hoy será el reflejo de su responsabilidad como adultos y, ¿por qué no?, un clon de sus decisiones y acciones; ya que los padres sin competencias perfeccionistas hacen lo mejor y sin recibir reconocimientos de hijos propios o adoptados, sin competir con los profetas del desastre familiar que critican, destruyen, juzgan al que está haciendo con virtudes y errores, sin aportar opiniones constructivas.
Resolver, superar, afrontar, convivir es muestra positiva, proactiva y dinámica herramienta de una comunicación familiar efectiva y no el ocultamiento, la justificación o la hipocresía disfrazada de clase social subdesarrollada que en nada contribuye al mejor desenvolvimiento del hijo en sociedad. Es allí un motivo de análisis familiar los hijos y los padres, buscar ayuda profesional si lo necesitan. Simplemente un motivo de reflexión. Suerte. Éxitos.
(*) Orientador.

[email protected]

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir