Congozuela

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Un artículo reciente de Humberto Seijas Pittaluga describe brillantemente las vicisitudes de los habitantes de Albania bajo la dictadura de Enver Hoxha, su sufrimiento bajo un régimen típico comunista, su miseria y su falta de motivaciones para prosperar, su conformidad con un régimen que los esclavizaba. No hace falta inteligencia alguna para darse uno cuenta de la semejanza con la tragedia venezolana bajo un régimen de falsos líderes, mentirosos y derrochadores del dinero ajeno. O sea, del nuestro, el de los venezolanos.

Aunque el lector piense que estas "ALBERSIDADES" son como llover sobre mojado, me permitiré discurrir sobre la tragedia de otro país cuya historia parece un guion de la que vivimos. Es bueno saberlo por aquello de "cuando veas las bardas de tu vecino arder, pon las tuyas en remojo".

Se trata de Congo, un país africano. Hasta 1960 llamado "Congo Belga" por ser colonia de Bélgica, ese año se independizó, quedando pobre y en el mayor atraso. Entre 1971 y 1997 se llamó Zaire, para luego ser nuevamente Congo. En 1965 tuvo la desgracia de caer en manos de un militar llamado Mobutu Sese Seko, y que ha pasado tristemente a la historia simplemente como "Mobutu". El régimen dictatorial de Mobutu creó una serie de medidas económicas que exprimían a los ciudadanos congoleses, quienes eran cada día más pobres, mientras Mobutu y la élite que disfrutaban de sus favores pasaron a ser enormemente ricos. El pueblo los llamaba (a escondidas, claro) "les grosses legumes" que en francés se puede traducir como "las grandes legumbres", y que dicho en venezolano sería "los enchufados" o los "boliburgueses". En dos platos, los corruptos enriquecidos a costa del gobierno.
Mobutu se hizo construir un enorme palacio en su pueblo de origen, con una pista lo suficientemente grande como para el aterrizaje y despegue de un "Concord" supersónico, que solía alquilar a una aerolínea francesa para sus frecuentes viajes a Europa, donde poseía varios castillos y propiedades, con grandes terrenos hasta en Bruselas, la capital de Bélgica. Se estima que, al momento de su destitución, había acumulado la suma de cuatro mil millones de dólares. Nada menos…

Mientras él y su gente amasaba esa enorme fortuna, a costa de lo que robaban al pueblo, creó un plan que llamó "Zairenización", que no era otra cosa que la expropiación masiva de las empresas y el despojo de sus bienes a los ciudadanos extranjeros, con el consiguiente aumento del desempleo, la carestía de todos los bienes de consumo y la miseria de la masa que hasta entonces trabajaba para esas empresas extranjeras. Estas empresas, en manos del Estado, cayeron en la ruina, por la falta de incentivos para producir más y mejor a los obreros y empleados. Típico de las empresas "socialistas": un rotundo fracaso, parecido al de nuestra siderúrgica y otras empresas que han caído en manos de la cleptocracia venezolana, como la que llevaba nombre isleño y financiaba amplia y exitosamente al agro venezolano.

Murió exiliado en Marruecos, con una fortuna estimada entre 5.000 y 6.000 millones de dólares. Pero no alcanza el espacio para seguir contando la triste historia de ese país africano que cayó en manos de un dictador. Le recomiendo al lector buscar la información que falta, y sacar sus propias conclusiones.
Después no diga que no se lo dijimos…

[email protected]
@peterkalbers

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir