Conoce bien a tu gato

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

EEUU., 1 junio 2014.- Durante mucho tiempo se pensó que los gatos querían más a su territorio que a los seres humanos y que no se apegaban a sus dueños, como los perros. Sin embargo, existen estudios que demuestran lo contrario.

Claudia Edwards Patiño, de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM, realizó un experimento que demuestra que los gatos se apegan al ser humano igual que un niño con su mamá o un perro con su dueño.

Que sue apgo te cuide

Cuando el dueño salía de la habitación, el gato se acercaba a la puerta y maullaba constantemente. Si una persona extraña entraba, el gato, si era sociable, se acercaba al extraño y se quedaba quieto, pero si era una mascota más solitaria, se alejaba lo más posible del desconocido. El estudio demuestra que estos felinos domésticos sí se apegan a sus propietarios humanos, aunque se creía lo contrario.

De acuerdo con la especialista, la relación de los humanos con los gatos ha sido “de uno a uno”. Hasta hoy, seguimos teniendo ese tipo de vínculo, diferente a la que tenemos con los perros, que se basa en la dominancia-subordinación. Los mininos no tienen una jerarquía tan estricta como la tienen los perros y los seres humanos. Aunque la naturaleza de los gatos no facilita una relación de subordinación, sí es posible tener relaciones cooperativas con ellos”.

A la ciencia le falta mucho conocimiento sobre los gatos. Una de las incógnitas es sobre su famosa habilidad para caer de pie. Se sabe que estos felinos cuando caen desde lo alto, tienen la capacidad de girar sobre su propio eje, volteando el tren torácico, el pélvico y la cabeza.

Mientras caen, calculan la distancia a la que van a caer y la velocidad a la que están cayendo, para estimar el número de vueltas que tienen que dar antes de llegar al piso, y así, en la última vuelta, caiga justo depie.

Otra situación que asombra es el ronroneo. Se desconoce por qué, cómo lo hacen y  la razón de que lo manifiesten cuando están muy felices o cuando están muy estresados. Los especialistas señalan que tiene que ver con el hueso hioides que se localiza en el cuello. Los gatos lo tienen osificado y al pasar el aire hace el ruido característico del ronroneo.

Claudia Edwards invitó a la gente a que se informe y no tome en cuenta ciertos mitos relacionados con los gatos, como que son seres maléficos, que traen mala suerte o se sienten dueños de los humanos. La recomendación es esterilizarlos porque tienen una tasa de reproducción muy alta.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir