10 consejos para mejorar la relación con los hijos adolescentes

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Redacción internacional, 31 agosto 2013.- Transitar la adolescencia no es un camino simple para los jóvenes y, menos aún, para sus padres, quienes muchas veces se encuentran en una encrucijada a la hora de poner límites. Desde México y en una entrevista con Infobae, la Dra Rosa María Sánchez -especialista en programación neurolingüistica con certificación internacional- dio las diez claves para mejorar la relación entre padres e hijos. Estas son:

1. Ante todo, comprenderlos: no cabe duda que, sentimientos como el amor y el rechazo, afectan al adolescente desde muy temprana edad. Sus sensaciones y sentimientos se convierten en estados de pensamiento complejos para los padres, quienes deben estar siempre atentos al comportamiento de sus hijos

2. Darle voz al adolescente con la familia y en todas las decisiones relativas a su educación: Los amigos y familiares pueden dar consejos y ser guías escolares, pero en ultima instancia, son únicamente los padres quienes deben tomar las decisiones.

3. Ser pacientes: La desorganización interna y la ansiedad que acompañan al adolescente son debido a los cambios fisiológicos a los que se enfrenta y al tipo de influencias al que está expuesto. Los padres miran al mundo a través de los ojos de su hijo y también, a través de las experiencias propias a su misma edad: todo ello contribuye a los fundamentos de la personalidad del adolescente.

4. La importancia del vínculo afectivo: El vinculo es fundamental: todo lo que los padres les dicen a sus hijos, los abrazos, las caricias e, incluso las miradas aparentemente sin propósito, cumplen un objetivo concreto.

5. Las comparaciones generan odio: Jamás hay que comparar a los hijos entre sí, porque ello solo crea odio entre hermanos. Un hijo nunca es igual que otro. Tampoco es bueno ponerles apodos.

6. Comprender los cambios: Durante la adolescencia es común que los jóvenes pasen por diferentes tipos de sensaciones, desde celos, ira y hasta sufrir por sentirse incomprendido. Los adultos deben contener a los adolescentes y procurar interpretar sus cambios repentinos.

7. Los hijos no son amigos de sus padres, y viceversa: Es muy importante tener presente que, por más que los padres se muestren cómplices con sus hijos, ellos nunca deben perder la autoridad. No son pares: el adulto debe cumplir la función de guiar al adolescente, no debe ponerse a la par.

8. Reconocer los cambios en la personalidad: Los cambios hormonales por los que transitan los adolescentes pueden hacerlos estar muy cambiantes de ánimo y de intereses. Por ello, es necesario observar que ello no afecte su rendimiento escolar y, en ese caso, debería plantearse una reorientación educacional.

9. Los hijos son el espejo de sus padres: Los adolescentes analizan todo el tiempo a los adultos y copian sus hábitos y costumbres, incluso, su carácter. En un futuro, ese adolescente puede convertirse en un adulto desconfiado, ansioso, mal humorado o emocionalmente frágil, si eso es lo que observó en sus padres durante esta etapa de la vida. Además, un hijo producto de unos padres indiferentes, tendrá un camino muy difícil por el que transitar cuando llegue a la adultez.

10. Visión positiva de la vida: El modo que tienen los padres de plantarse frente a la vida es el que, seguramente, tendrán sus hijos. El adulto debe mostrarse seguro y con una actitud positiva frente a los embates cotidianos.
 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir