Corrupzuela

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

La corrupción en Venezuela no es un tema reciente, existe un consenso que establece al primer gobierno de Carlos Andrés Pérez como el comienzo de la institucionalización de la corrupción en nuestro país. Más allá de comparar que tan corruptos han sido los gobiernos en nuestra democracia lo más importante es entender la razón fundamental de este comportamiento y  su normalización como ejercicio de la función pública.

La corrupción surge porque existen incentivos para ello, no se trata de ser ladrón o mala gente per se sino de cómo se configura el marco regulatorio en una sociedad. Usted puede traer a un noruego a Venezuela y terminará haciendo lo mismo que cualquier empleado público, ni más, ni menos.

Por un lado se encuentran las causas de la corrupción y por otro la relación que el venezolano promedio tiene con ella. Venezuela es un país petrolero y eso le otorga unas características muy particulares para hacer política, desarrollar un modelo económico y configurar la forma como se relaciona el Estado con los ciudadanos. En principio ser un país petrolero genera grandes incentivos para llegar al poder (lo político) que luego permitiría generar un modelo de extracción de rentas (lo económico)  para establecer una relación de dependencia entre el Estado y los ciudadanos. 

Nuestro país tiene una larga historia de casos de corrupción y la verdad es que el Estado venezolano históricamente poco ha hecho al respecto, es decir, no ha existido una verdadera intención de tratar el problema, principalmente porque quienes están en el poder no tienen incentivos para hacerlo: se pagan y se dan el vuelto. La ley contra la corrupción entró en vigencia en el año 2003 y paradójicamente la percepción sobre la corrupción en nuestro país ha empeorado desde entonces.

Internacionalmente se hacen cada vez mayores esfuerzos para combatir la corrupción. En Latinoamérica los casos de Brasil y Chile son los más recientes mientras que en nuestro país poco se hace al respecto. No deja de llamar la atención que en los países donde se tienen causas abiertas por corrupción, lo acontecido sea una milésima parte de lo que ha ocurrido en nuestro país, sin embargo, aquí tapan, justifican o premian a los funcionarios implicados en casos más graves.

Más preocupante es la actitud del ciudadano ante la corrupción. En el fondo no supone un gran problema para buena parte del país porque hay un tema aspiracional y es que mucha gente esperaría estar en una posición similar a la del funcionario público que comete actos de corrupción para resolver sus problemas materiales porque si todo el mundo lo hace ¿por qué yo no lo voy a hacer? Esta es parte de nuestra tragedia, los incentivos son lo suficientemente perversos para tomar por asalto el erario público: aquí nadie va preso por corrupción al menos que quieran cobrarle una factura política, del resto bien gracias. Mientras exista completa impunidad y la opacidad sea la norma difícilmente la corrupción deje de ser la norma y se convierta en la excepción.

Difícilmente exista actualmente en el país alguna actividad pública en la que se involucren recursos cuyo manejo sea pulcro y transparente, lamentablemente percibimos la función pública como una forma de movilidad social a través del uso indebido del dinero público. En el fondo buena parte de los venezolanos no critica la corrupción porque esperan tener la oportunidad para hacer lo mismo y mientras los incentivos estén presentes, seguirá siendo así. La reinstitucionalización del país es vital para abordar el tema de la corrupción de lo contrario cambiarán los gobiernos y el problema seguirá siendo el mismo con las nefastas consecuencias que tiene para la vida económica y social del país o ¿todavía hay gente pensando que la crisis que vivimos es por obra y gracia del Espíritu Santo? Los controles cambiarios han sido la principal fuente de corrupción en nuestro país durante los últimos treinta (30) años.

[email protected]

Twitter:@dsifontes
 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir