Crimen de sacerdotes salesianos es producto de la crueldad y del odio social que existe en Venezuela

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

 

Valencia, febrero 16 de 2014.- El decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad de Carabobo,  David Rutman, como ex alumno del Colegio Don Bosco de Valencia, lamentó el asesinato de los sacerdotes salesianos, Jesús Plaza y Luis Sánchez.

“Como pastoreo que crecí y viví junto a la comunidad salesiana durante mis años de adolescencia, veo como la barbarie materializa su acción en estos dos hombres de Dios: el padre Jesús Plaza y el hermano coadjutor, Luis Sánchez, a quienes conocí de cerca y aprecié por sus virtudes cristianas y de solidaridad.

-No existen palabras que puedan expresar el rechazo, el dolor y la frustración e impotencia ante un hecho abominable que cegó la vida de estos dos venerables ancianos. El crimen perpetrado en el Colegio Don Bosco es patentización de la crueldad de la delincuencia y del odio social que existe, manifestó.

 

La autoridad universitaria resaltó que “resulta horrendo que en un país como el nuestro sus ciudadanos no puedan estar al resguardo de sus casas. Este caso emblemático como el de los esposoBerry-Spear, son tan solo el reflejo de la realidad de un país irónicamente dividido por los sembradores de la cizaña revolucionaria que persigue a los estudiantes, los docentes, los dirigentes y a los ciudadanos a quienes pretende criminalizar. Pero, no es capaz de definir ni las políticas ni la voluntad ante los delincuentes. Es escandaloso que este crimen haya sido perpetrado a tres cuadras del Capitolio de Valencia, a dos cuadras de un módulo policial”.

 

-Las iglesias son profanadas, asaltadas y ahora las comunidades religiosas son apuñaladas. ¿Hasta dónde llegará la impunidad? Seguramente los cordones policiales darán con los responsables que siempre han estado en sus lugares, pues saben donde se encuentran. Hoy fueron dos santos hombres, mañana podemos ser nosotros, dijo. 

Enluta y conmueve

El decano, David Rutman,  consideró que ante esta tragedia “que enluta a nuestra Inspectoría y que conmueve las entrañas al tratar de encontrar un por qué, elevemos nuestras oraciones al Señor, pidamos por el eterno descanso de estos hermanos. El catecismo de la iglesia católica dice: ‘el tiempo presente, según el Señor, es el tiempo presente, según el Señor, es el tiempo del espíritu y del testimonio, pero es también un tiempo marcado todavía por la tristeza’ y la prueba del mal que afecta también a la iglesia, es un tiempo de espera y de vigilia”.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir