Crisis de Crimea arrastra a los mercados de todo el mundo, excepto Fráncfort

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Fráncfort/Nueva York, 14 marzo 2014.- La crisis entre Rusia y Ucrania en Crimea, que se aboca a un referéndum que divide a la comunidad internacional, arrastró hoy a los mercados de todo el mundo, que registraron pérdidas moderadas con la excepción de Fráncfort, que remontó a última hora. 

En América, el Dow Jones de Nueva York se dejó un 0,26 % y México se contrajo un 0,23 %. Antes, en Asia, Hong Kong bajó un 1 %, Shanghái un 0,73 % y Tokio sufrió la peor caída del mes con un 3,21 % de desplome. En Europa, el MICEX de Moscú perdió un 0,6 %, París un 0,8 %,  Madrid un 1,4 %, Viena un 0,9 % y Londres un 0,4 %. 

Solo Fráncfort, tras las declaraciones del ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, en Londres, consiguió remontar y cerró en números verdes, con unas ganancias del 0,4 %. 

La evolución del conflicto de Ucrania y Rusia volvió así a acaparar la atención de los mercados financieros, en la última jornada con los mercados abiertos antes del referéndum convocado en Crimea para decidir sobre su reunificación a la Federación Rusa, y que parte de la comunidad internacional considera ilegal. 

Lo que tranquilizó a Fráncfort fue que hoy Lavrov dijo en Londres que Rusia no prevé una intromisión militar en el este de Ucrania, aunque también dijo que debe respetarse la "voluntad" que exprese la población de Crimea y pidió apoyo a la comunidad internacional para una reforma constitucional en Ucrania. 

Rusia inició también hoy las mayores maniobras de la historia de defensa antiaérea en la región rusa del Pacífico, que hace frontera con el continente norteamericano, China y Japón, lo que puso en guardia a la comunidad internacional. 

Y según el analista de mercado de Broker IG Christian Henke, las posibles sanciones o restricciones con las que vayan a reaccionar los Estados occidentales serían decisivas para los mercados. 

Así las cosas, Nueva York, uno de los últimos en tocar su campana, cerró con pérdidas moderadas, pero puso fin a una semana en la que el Dow Jones cayó casi 400 puntos. El Nikkei tokiota vivió su peor jornada en un mes, arrastrada en parte por la jornada anterior de Wall Street, que perdió 230 puntos en su índice de referencia. 

Y en el Viejo Continente, el índice paneuropeo Stoxx Europe 600 bajó un 0,7 % lo que lo llevó a perder un 3,3 % en la semana, la mayor caída semanal desde junio de 2013. 

Pero no solo por Ucrania se desinflaron los parqués de todo el mundo, sino que también lastraron el ánimo comprador en la renta variable las malas perspectivas económicas para China, la segunda economía del mundo, que tuvo un crecimiento menor del esperado en su producción industrial. 

En el mercado de divisas, el euro ganó posiciones frente al dólar y superó de nuevo los 1,39 dólares, mientras que el yen, considerado valor refugio en época de inestabilidad, también se fortaleció. 

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, manifestó ayer en un discurso en Viena que el tipo de cambio del euro, "dados los niveles actuales de inflación, cada vez es más relevante en nuestra valoración de la estabilidad de precios". 

El analista de Commerzbank Michael Schubert prevé que el BCE intervenga verbalmente en caso de que el euro avance en dirección a 1,40 y 1,44 dólares, siempre que otros factores como el crecimiento económico o los precios del petróleo no reduzcan o incrementen la presión de deflación. 

Varios miembros del consejo de gobierno del BCE, como Christian Noyer y Luis María Linde, han expresado su preocupación por la creciente fortaleza del euro a lo largo de la semana. 

Finalmente, el mercado energético, sensible a la situación en Crimea dado que Rusia abastece de gas y petróleo a Europa, registró ganancias en el crudo Brent, que subía en Londres un 1,1 %, y descensos en el petróleo de Texas, que bajaba en Nueva York un 3,5 % en la última semana, quedándose en los 98,89 dólares el barril. 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir