Crisis por suministro de gas doméstico pica y se extiende

La crisis del suministro de gas, también ha generado otro fenómeno, como es el enfrentamiento entre comunidades por culpa de los distribuidores que también tienen su negocio.

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
Gas doméstico 2
Las protestas por la ausencia de distribución de gas doméstico, se ha multiplicado en las calles de Valencia. Foto: Notitarde

Notitarde.- El lunes 22 se produjeron sendas protestas en las comunidades del sur, quienes tomaron las calles y avenidas para exigir el suministro de gas doméstico, una de las mayores crisis que vive el soberano todos los días.

Efectivamente los vecinos del Barrio 19 de Abril tomaron la avenida Enrique Tejera, a la altura del mercado periférico de La Candelaria, mientras los habitantes de la comunidad Bicentenario tomaron el puente El Boquete.

Ambas protestas simplemente se remitían a la desesperación de las personas, no solo por la escasez de gas, sino porque llevan meses sin recibir una bombonita, aunque fuera de 10 kilos.

La crisis del gas, que ya lleva algunos años, se ha ido intensificando, convirtiendo la necesidad en una especie de forcejeo entre las propias comunidades, enfrentamiento con las mafias que controlan la distribución y el llenado; y los que tienen las posibilidades de mojar la mano, que también pujan por la necesidad de gas, pero que tienen dinero para hacerlo. Ejemplo, las panaderías que antes recibían un camión que llenaban sus tanques de entre dos y tres mil litros, tampoco están recibiendo gas, aunque lo pidan y lo paguen, a menos que haya algunos soberanos por debajo de la mesa que garanticen el suministro.

De tal manera que, apelando a la vieja expresión de “candelita que se prenda, candelita que se apaga”, las protestas efectivamente se han propagado como el juego de la candelita, pero son rápidamente sofocadas bajo la intimidación o la represión.

De 10 kilos hasta 20 soberanos

“En muchas comunidades están establecidas las Mesas Técnicas de Gas, pero eso no es respetado por la planta de llenado. Porque todavía quedan distribuidores privados de gas, es decir, una persona que todavía tiene asignadas 80 ó 100 bombonas, que las distribuye en el barrio, pero las vende al precio que le da la gana”.

Consultada por qué ocurre eso, Mary explica que, por la protección de algún poderoso en la planta de llenado, todavía tienen a esa persona por encima de la mesa técnica. “Y es increíble, porque termina siendo una enemiga de la comunidad. Imagínate que una bombona de 10 kilos la vende hasta en 20 soberanos, o sea dos millones de los viejos, cuando esa bombona cuesta menos de un soberano. Y como la gente tiene necesidad, pues los paga”.

La crisis del suministro de gas, también ha generado otro fenómeno, como es el enfrentamiento entre comunidades por culpa de los distribuidores que también tienen su negocio. “Teóricamente, la Mesa Técnica hace una lista de las familias que recibirán el gas, cobran y hacen el pago en la planta de llenado. Aquí se presentan dos fenómenos: uno, que los camioneros agarran la lista y la meten en la planta de llenado como de otra comunidad, por lo que van a esa comunidad y venden las bombonas más caras. Y el otro, es que, si hay dos comunidades vecinas esperando el gas y ya lo pagaron, cuando llega el camión (que solo tiene para una comunidad) genera un enfrentamiento entre los vecinos. Ya ha habido agresiones y también heridos; y no te extrañe que en cualquier momento haya un muerto por eso”, narra con absoluta precisión Freddy, dirigente comunal de Barrio Central.

También los camioneros tienen su propio negocio y desarrollan sus propias estrategias. Entre ellas, cuadrar a alguien de una comunidad para que secuestren el camión, lo lleven para esa comunidad donde ya está cuadrada la venta de las bombonas a un precio que les dejará una buena ganancia. “Se encompinchan con malandros, y estos a su vez cuadran a la comunidad para que paguen más por la bombona”, explica Jaime, dirigente de Barrio Unión.

La otra modalidad es tomar la lista de una comunidad e ir a la planta de llenado e informar que es de otra comunidad. “Esos camioneros son unos desgraciados. Se creen todopoderosos y si les reclamas te amenazan con no darte el gas”, indica Jhoana del Barrio Escalona.

Quién da más

En realidad, el tema del suministro del gas se convirtió en un mundo, o un submundo en donde se ven todas las aberraciones producto de ese intercambio perverso, generado en la necesidad del pueblo. “El punto de partida fue correcto, cuando Chávez exigió planes para instalar en las comunidades gas por tuberías directa y eliminar así el suministro de bombonas. Pero las mafias acabaron con todo, que, a la muerte de Chávez, terminó por agravar el problema”.

“Quien tiene una bombona de 47 kilos, tiene un tesoro. Las mafias venden el vacío en 300 y 400 soberanos y los compradores pagan hasta cinco soberanos por el llenado. La bombona mediana que es de 15 kilos, también es buscada y pagada a precios exorbitantes, en una especulación centrifugada que involucra a bachaqueros, policías, guardias nacionales y funcionarios del gobierno”, explicó un alto funcionario de Pdvsa, que exigió no ser identificado.

“Ay hijo. Llevo siete días viniendo todos los días a las cuatro de la mañana, a pie desde el barrio Bendición de Dios para que me vendan una bombonita. Cocino con leña, pero me hace mucho daño. Ya las varices se me van a explotar. Pero ahora el gobierno no quiere llenar las bombonas de Pérez Gas. Yo no entiendo nada. Lo que sí sé, es que en cualquier momento me recogen sentada, muerta sobre la bombona, esperando por el gas”, narra Oriana, una mujer que se acerca a los 80 años, mientras hace una cola interminable en Las Palmas, en la distribuidora de Pérez-Gas.

“Mientras los españoles tuvieron la distribución del gas. No hubo problema, nunca. Tu simplemente llamabas y como muy tarde, a los dos días llegaba el camión con tu gas. Ahora tienes esta desgracia encima y nadie hace nada por resolverlo”, reflexiona Antonio, un sargento de la GNB mientras, fusil en mano, controla la cola de quienes pacientemente esperan porque ese día si logren “coronar” su bombonita.

También puedes leer: Lamata presentará “Parque Central” en el Teatro Municipal de Valencia

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.