Crónica Roja: Alias El Luisito era el más buscado de 2002

Resulta que estaba solicitado por diversos delitos, entre ellos la muerte de un menor de 15 años, y por presuntamente matar a un PoliCarabobo.

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Notitarde.- Una venganza personal motivaba al cabo segundo de la Policía de Carabobo Héctor Ramón Barreto Sarmiento, de 35 años, quien juró encontrar y acabar con “El Luisito”, para hacerle pagar por el asesinato de su sobrino Ezequiel Barreto.

Ezequiel era sólo un muchacho “y no merecía morir así”. La frase surcaba cada día los pensamientos de Héctor Ramón, desde que le mataron a su familiar, hacía unos seis meses, y quizás lo comentó, en algún momento, con alguno de sus compañeros, pero sí que lo hizo con su gente en casa.

Resulta que “El Luisito”, del que no se sabe exactamente su nombre real, ya estaba solicitado por diversos delitos, entre ellos la muerte de un menor de 15 años en Las Parcelas del Socorro, en Valencia.

Crónica Roja: Alias El Luisito era el más buscado de 2002
El Luisito era solicitado en 2002 por, al menos, dos homicidios / Foto: WebNotitarde

Corría el año 2002, era febrero 23, y ya caía la noche de ese sábado cuando el cabo segundo Héctor Ramón hacía ronda por Barrio Bueno, en las adyacencias de Fundación CAP en Tocuyito. Lamentablemente, Barreto Sarmiento no alcanzó al día siguiente: una bala cegó su vida.

No pudo concretar su venganza

En principio se dijo que un grupito de hampones pretendió despojarlo de sus pertenencias, pero los miembros de su grupo familiar no se comieron ese cuento.

De hecho, hablaron, acusaron, dieron pelos y señales: “Eso es obra de “El Luisito”. Logró matar a Héctor Ramón, quien lo buscaba hasta por debajo de las piedras. Se le adelantó para que el oficial no le diera de baja.

No obstante, la versión nunca resultó confirmada por los funcionarios de la PoliCarabobo, que sin embargo estudiaban todas las hipótesis para esclarecer la muerte de Barreto Sarmiento. El policía se fue de este plano y sin poder concretar su venganza.

Dejó dos niños huérfanos

Lo cierto es que Héctor Barreto tenía 14 años de servicio dentro del cuerpo de seguridad regional y estaba, al momento de su fallecimiento, adscrito al módulo policial Canaima. Dejó dos niños huérfanos. Su muerte marcaba la quinta baja de la policía regional a manos del hampa en Carabobo ese año.

Del presunto asesino no se supo luego, pero es seguro que siguió cometiendo fechorías. De pronto se trate del mismo que ajustició el Cicpc en el estado Aragua, en septiembre de 2017.

Para la fecha, Douglas Rico, el director de la policía científica, reportó que un tal “El Luisito”, azote de la Autopista Regional del Centro, solicitado por homicidio, robo y hurto e integrante de una conocida banda, falleció tras un enfrentamiento con la policía. Pero cómo saberlo. “El Luisito” puede ser muchos.

Te puede interesar: Crimen pasional acabó con la vida del estudiante universitario Celis Blanco

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
VIAFrancisco Javier Figuera
FuenteRedacción web
Compartir