Crónica Roja: Los tres polizontes que nunca llegaron a su destino

En algún momento llegaron a estas tierras y se hicieron de documentación falsa para pasar por venezolanos.

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Notitarde.- Quizás las condiciones de vida que llevaban en Colombia motivaron a los hermanos Ángel y Wiston Riongo y a su amigo, Bryan Zamora, a idear la forma de migrar a las islas Canarias. Y es probable que llevaran semanas maquinando la forma de hacer ese viaje de la manera más económica posible.

En algún momento llegaron a estas tierras y se hicieron de documentación falsa para pasar por venezolanos, quizás con la creencia de que resultaba geográficamente más fácil y rápido trasladarse desde las costas del país hasta el archipiélago español.

Los hombres no pasaban de los 30 años de edad. De hecho, el más joven, Bryan, tenía apenas 27, y ya su situación económica se les hacía insoportable y soñaban con un futuro mejor. Estar en Europa y ganar en euros, así fuese como caleteros en un puerto, era mejor idea que quedarse en su país.

Lo cierto es que el sábado 26 de marzo de 2005, decidieron poner en acción su aventura: Viajarían como polizontes, de incógnito, y para ello investigaron qué barco podrían abordar. Si acaso terminaban descubiertos, pagarían con su fuerza de trabajo su llegada a destino.

Para ello, se apertrecharon con lo necesario: empacaron algo de comida enlatada, galletas, agua potable, incluso cascos y botas de seguridad.

Resguardados por la oscuridad

Bajo la oscuridad de la noche, abordaron el buque Skanderborg, de nacionalidad danesa, que atracaba para el momento en el Puerto de La Guaira. Además, a bordo, ubicaron un container donde esconderse y pasar desapercibidos durante el tiempo que durara el viaje que, una vez que zarparan, se extendería unos pocos días.

Partió el barco, unas horas después, y las esperanzas de un futuro nuevo incrementaban, pero no contaban los tres jóvenes con que la nave haría una parada en Puerto Cabello. Allí, las cosas se complicaron y se salieron de control.

Una situación inesperada

Sobre el contenedor en que se ocultaban, el personal de carga del puerto carabobeño montó cuatro furgones. Esa situación inesperada encendió sus alarmas, porque las entradas de oxígeno se vieron obstruidas.

Al rato, Ángel, Wiston y Bryan empezaron a sentirse ahogados y se vieron en la necesidad de ponerse al descubierto.

De tal forma que empezaron a dar golpes y a pedir ayuda a gritos, lo que escucharon algunos de los empleados del terminal que debieron correr a llamar a los funcionarios de seguridad portuaria para que les ayudaran a investigar lo que pasaba.

Debió pasar mucho tiempo, porque el episodio se complicó. Era el martes 29 de marzo, pasadas las 6:00 de la tarde, cuando abrieron el container y ya Wiston Riongo había fallecido y las condiciones en que se encontraban Ángel y Bryan era graves, tanto que debieron trasladarlos al hospital Molina Sierra del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales.

Crónica Roja: Los tres polizontes nunca llegaron a su destino
Los hermanos Riongo no sobrevivieron a la aventura / Foto: WebNotitarde

Breve tiempo después, el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) informó el fallecimiento de Ángel Riongo, lo que hacía de Bryan Zamora el único superviviente de ese disparatado intento de viaje.

No hubo otro día para los Riongo. Zamora tampoco intentó huir de nuevo, aunque a la fecha de hoy se desconozca su paradero.

Te puede interesar: Crónica Roja: Malhechores, rehenes y un resultado fatal

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.